¿Recuerda cuando eras niño y sabías que había un monstruo al pie de tu cama? – ¿Cómo venciste ese miedo? Es probable que alguien haya prendido la luz y te hayan enseñado que sólo era una camisa colgada sobre una silla. Una vez prendida la luz, el monstruo ya no era espantoso.

Se aplica el mismo principio en cuanto a nuestro miedo de fracasar. Cuando vemos a nuestro miedo en la luz, descubrimos que lo que nos asustaba no era tan espantoso. Lo siguiente nos dará una herramienta para recordar los pasos a seguir para traer a la luz la cosa por la cual tenemos miedo.

  1. Encuentra una Perspectiva Diferente. A menudo nos rendimos sólo por no haber logrado los resultados esperados. Esos resultados tal vez no son evidencias del fracaso. El señor Spencer Silver, un químico en los laboratorios de 3M, en el año 1970 estaba tratando de descubrir un pegamento más fuerte. Los resultados fueron exactamente lo opuesto. El adhesivo pegaba a los objetos, pero podía ser despegado fácilmente. Era muy débil en lugar de ser más fuerte. Después de cuatro años, otro científico lo usaba pegando piezas de papel para marcar sus páginas en su himnario mientras cantaba en un coro. De la equivocación del Sr. Silver, uno de los productos más populares de oficina fue inventado. Haga una revisión de sus fallas. Tal vez será que, desde otra perspectiva, se le abrirán otras puertas para su organización.
  2. Utiliza tu Habilidad de Resolver Problemas. El Sr. Arthur Conan Doyle, el autor de las novelas de detectives “Sherlock Holmes”, contó una historia de una vez en que subiendo a un taxi en Paris. Antes de que pudiera decir una sola palabra, el taxista dio vuelta y le dijo, “¿A dónde, Sr. Doyle?” El Sr. Doyle se sorprendió. Le preguntó al conductor si jamás le había visto. “No, señor”, respondió el conductor, “Pero esta mañana en el periódico había un artículo que mencionó sus vacaciones en Marsellés. Este es el sitio donde llegan las personas viniendo de allí. El color de su piel me dice que ha estado de vacaciones. La mancha de tinta sobre su dedo sugiere que usted es escritor. La ropa que lleva es de un inglés, no francés. Sumando todo eso, deducía que usted es el Sr. Arthur Conan Doyle.” “¡Eso es fantástico!”, insistió el escritor. “Eres una versión real del detective en mi novela, Sherlock Holmes.” “Había otra pista, también,” dijo. “Cuál fue?” “Su nombre está escrito en su equipaje.” ¡Ojalá que todas las pistas fueran tan obvias! He encontrado que los que no pueden sobresalir de su temor de fracasar a menudo son los que salieron de un fracaso sin tratar de averiguar porqué fracasaron y cómo podrían evitarlo la próxima vez.
  3. Pide Apoyo. Por algún lado en tu rededor está alguien quien tiene el conocimiento que necesitas para resolver tu problema. Alguien va a poder ofrecerte ánimo cuando estás luchando. Alguien ha pasado por donde vas ahora y puede sugerir cómo llegar a donde quieres. ¿Qué es lo que está deteniéndote?
  4. Resiste la Tentación de Rendirte. La persistencia, en realidad, es la única cosa que separa a los que logran llegar a su meta y los que nada más hablan de ellas. ¿Quién puede olvidar la imagen de Rocky Balboa, el boxeador que vencía a un adversario quien era más talentoso simplemente porque rehusó quedarse en el suelo cuando le tiró a la lona.

No temas un contratiempo temporal. Ese temor se quedará atrás una vez atreviéndote a tomar el próximo paso. Si quieres temer, teme una vida pasando el tiempo pensando, “¿Qué hubiera pasado si…?” Enfrenta tus temores, amigo. Descubrirás que no son más espantosos que el monstruo imaginario de tu niñez.

Extracto del libro “Liderazgo Excitante”

Por John C. Maxwell

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre