La manipulación estará apuntada a dos áreas: el ha­cer y el ser.

A. El Hacer.

El manipulador descalificará, cuestionará y rebaja­rá todo lo que hagas; dirá:

  • Estás mal sentado.
  • Te pusiste mal la peluca.
  • ¡Qué ignorante!

Su objetivo es quebrar la estima y una acusación constante logrará deshacerla.

B. El Ser.

Desvalorizará tu motivación, inventará malas deci­siones para llenarte de culpas y malestar. En psicología, ese mecanismo se llama “sataniza­ción”: él quiere hacerte creer que eres lo que no eres, que tienes características de una mala persona. Lentamente te aislará de los que quieres, de quie­nes te pueden ayudar y se unirá a otros para armar sus propios bandos.

2. Identikit de los Manipuladores.

A. Se sienten grandes y poderosos. Intentan de­mostrarte que ellos saben cómo hacer dinero, un buen negocio, tener una pareja feliz, cómo criar bien a tus hijos, etc. Te van a contar mu­chas historias en las que siempre serán los hé­roes y jamás escucharás palabras como “no lo sé” en su boca, ya que aparentan saber todo.

B. Tienen doble vida. Te dicen una cosa y hacen otra. Aparecen como seductores, amables, ele­gantes, personas geniales; pero todo eso es só­lo una fachada. Si investigas, verás que en su pasado sólo hay “ex amigos”, muchas deudas y resentimiento.

C. Llevan cargas pesadas. Ya que para ellos la apariencia es sumamente importante, si se sienten descubiertos intentarán darte miedo. Después de hablar con este tipo de gente, no te quedará ni una gota de paz, sino una gran sensación de malestar y temor.

D. Tienen envidia. Los acosadores, por lo gene­ral, no atacan a cualquiera: buscan gente que es querida, que tiene capacidades y reconoci­miento público. Tu éxito los incomodará y les hará sentir mucha rabia. Ellos saben que tú tienes potencial, talento, carisma y condicio­nes que ellos no poseen. ¿Sabes qué es lo que pasa? Los manipuladores te envidian.

E. Son improductivos. Sus vidas no dan frutos: si indagas sobre sus vidas te darás cuenta de que sus historias, las cuales te parecían tan fantásticas, son simplemente eso, historias ficticias, no reales. No hay nada que ellos puedan aportarle a tu vida ya que sus actos sólo los llevan a vivir en más miseria.

Extracto del libro “Gente Tóxica”.

Por Bernardo Stamateas

Lee El Manipulador 2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre