Un amigo mío, Bill Hybels, me ha enseñado la importancia de hablar sobre asuntos difíciles sin lastimar a los que están involucrados. Las siguientes son frases que han surgido de los equipos de líderes del ministerio Willow Creek. Vas a encontrar muchas que puedes utilizar con tu equipo. Y, espero que inventes algunas frases claves para tu propio uso.

  1. Cuando escuchas una idea que suena loca, pide antes de todo, “Ayúdame a entender.” Esto mantendrá el enfoque en la idea sin juzgarla indebidamente. También, evitamos tomar de menos algo que, a otra persona, le parece bueno.
  2. Cuando alguien está insistiendo en una idea, diga, “¿Puedo discutirlo contigo un poco?” Esta frase les recuerda a todos que todas las ideas están para discutirse, y no está bien quitar el tiempo de discusión.
  3. Cuando presentas un gran riesgo o una idea muy diferente, diga, “Dame un paraguas de gracia con esto.” Es decir, “No te rías.” Toda idea merece ser escuchada sin ser matada en la primera oportunidad.
  4. Cuando haya una inquietud general en la junta, diga, “Hay un elefante presente.” Todos hemos estado en juntas donde hay una inquietud y todos pretendieron que no estuviera. Esta frase les da permiso para reconocer su presencia, lo cual abrirá la puerta para discutirlo.
  5. Cuando alguien se está quejando, apuntando el dedo, o discutiendo lo obvio, diga, “¿Podemos ahora hablar de la solución del problema?” Siempre me asombra la persona quien piensa que la habilidad de reconocer un problema – lo cual todos pueden ver – es algún tipo de don. Una vez identificado el problema, la única discusión que vale es una que busque la resolución del problema.
  6. Cuando tienes que hablar la dura verdad con alguien, diga, “Con tu permiso, quisiera darte el último diez por ciento.” Esta frase está basada en la opinión de que el primer noventa por ciento de lo que tengamos que decirnos es fácil. Es el último diez por ciento que, por lo general, no se dice, porque es tan difícil. Al pedir permiso estás dejando la decisión de crecer en la persona quien va a recibir “el último diez por ciento.” Entonces, tiene la opción de recibirlo, o decir, “Ahora no es un buen tiempo para mi emocionalmente. ¿Podemos hacerlo luego?” De todas maneras, los dos saben que hay asuntos no arreglados, y relaciones saludables son las que nos fortalecen y podemos “hablar la verdad en amor” los unos a los otros.
  7. Después de una junta difícil, diga, “¿Estamos bien los unos con los otros?” Todos hemos participado en juntas en las cuales nos calentamos demasiado sobre algún asunto, o dijimos algo de una manera fuerte, y sin querer lastimamos a alguien más. Esta frase nos recuerda que las relaciones son importantes. El alcanzar nuestras metas y perder nuestras amistades en el proceso sería una victoria vacía. Queriendo la respuesta de esta pregunta nos ayudará a alcanzar la meta juntos. (Por el Editor Consultorio, Ed Rowell).

Extracto del libro “Liderazgo Excitante”

Por John C. Maxwell

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre