Artículos Cristianos – Para Todos los que Sienten que han Perdido su Oportunidad

 

“Tal como la marea viene y va, así lo hacen las oportunidades”.

En las épocas anteriores a los grandes puertos, un barco algunas veces tenía que esperar la marea hasta que pudiera llegar al muelle. El término en latín era ob porter, que significa un barco que espera cerca de un puerto el momento cuando a su turno la marea lo lleve a destino.

La palabra inglesa “oportunidad” deriva de este significado original. El capitán y toda la tripulación estaban listos y esperaban por ese momento, porque sabían que si lo perdían tendrían que esperar otra marea para entrar a puerto.

Shakespeare usó el trasfondo del significado exacto de la palabra “oportunidad” y lo transformó en uno de sus más famosos pasajes:

“Hay una marea en los asuntos de los hombres, la cual, tomada en su fluir, lleva a la fortuna; omitida, todo el viaje de su vida está atado a dificultades y miserias. En tan abundante mar estamos ahora a flote; y debemos tomar la corriente cuando sirve, o perder nuestras venturas.”

Sin dudas, debemos movernos rápidamente cuando la marea está alta para entrar al puerto. La demora nos impedirá lograr nuestro objetivo. Sin embargo, no estoy totalmente convencido de que todo está perdido si permitimos que una oportunidad pase de largo sin atraparla. Las oportunidades, como las mareas, con frecuencia vendrán nuevamente para darnos una segunda oportunidad para alcanzar nuestra meta. La oportunidad puede ser nuestra la segunda vez.

1. La oportunidad viene más de una vez, si somos pacientes.

Tal como la marea viene y va, así lo hacen las oportunidades. Con frecuencia después de perder una oportunidad, he intentado el principio de la paciencia. Trate de crear la misma atmósfera que estaba presente cuando la oportunidad llamó la primera vez. Prepárese mentalmente durante este tiempo de espera así la oportunidad no lo pasará nuevamente.

2. Las oportunidades vienen más de una vez, si las esperamos.

Estoy convencido de que las oportunidades siempre rodean a las personas. El problema no es la falta de oportunidades, sino la falta de habilidad de ver estas preciosas oportunidades y así perderlas. Las oportunidades para el éxito en este mundo son tan grandes como es nuestra imaginación para soñarlas, pero no podemos verlas cuando estamos deprimidos con nosotros mismos y con el mundo.

¿Qué son los inventores? Gente que ve la oportunidad en las cosas que otros no ven, personas cuyos sentidos están vivos a las posibilidades creativas. Los inventores fracasan muchas veces; sin embargo, se dan cuenta que cuanto más trabajan, cuanto más estudian y cuanto más de cerca miran, mayores son las posibilidades de tener éxito.

3. La oportunidad viene más de una vez, si constantemente golpeamos a su puerta.

La oportunidad no es una mera posibilidad o un acontecimiento fortuito. Con frecuencia usted deberá producir sus oportunidades. En un estudio que se hizo sobre cuatrocientos eminentes hombres y mujeres del siglo pasado, los investigadores concluyeron que tres cuartas partes de estas celebridades habían tenido una discapacidad en su juventud por tragedias, incapacidad o grandes frustraciones, y habían superado estos problemas para alcanzar las posiciones de renombre y hacer sus contribuciones para otros. No tenga autocompasión si está limitado en sus habilidades y talentos. El mundo está lleno de oportunidades detrás de las puertas cerradas, así que, comience a golpearlas.

4. Las oportunidades vienen más de una vez, si estamos deseosos de intentar otras avenidas para alcanzar nuestra meta.

¿No hay más que una forma de subir a la montaña del éxito? No se desanime o sienta que sus oportunidades de ser feliz se han ido para siempre. Siéntese, analice, planifique y luego muévase hacia su meta, vaya por otro camino.

El básquetbol fue muy importante para mí mientras crecía. Durante el verano los jugadores fueron a un campamento para desarrollar sus habilidades. No pude ir al campamento. Sentí que había perdido la oportunidad. En lugar de llorar sobre la oportunidad perdida, desarrollé otro plan. Entrené dos veces al día durante el verano para cubrir mi ausencia en el campamento. ¡Mi estrategia resultó!

¿Cuál es su estrategia cuando la oportunidad se ha ido? Recuerde: habrá otra chance si es paciente, busque, golpee y desee transitar por otro camino a fin de alcanzar la misma meta.

Las oportunidades de éxito en este mundo son tan grandes como es nuestra imaginación para soñarlas, pero no podemos verlas cuando estamos deprimidos con nosotros mismos y con el mundo.

Los inventores fracasan muchas veces; sin embargo, se dan cuenta que cuanto más trabajan, cuanto más estudian y cuanto más de cerca miran, mayores son las posibilidades de tener éxito.

Por John C. Maxwell

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre