conquista-o-reconquistaBosquejos Bíblicos – ¿Conquista o Reconquista?

 

Un bosquejo es un esquema, la estructura de un tema, una enseñanza o un estudio. Es un pequeño resumen que incluye frases y palabras claves en lugar de párrafos completos. El bosquejo te permite ordenar las ideas con mayor claridad y te sirve como guía para que luego  profundices y desarrolles, todo lo que desees, el tema elegido.

 

BOSQUEJO

Una comparación entre David y Jesús.

La venida del reinado de Jesús a su Iglesia y a sus hijos, no se puede realizar hasta que no suceda la muerte de algunas actitudes que no dejan al rey moverse con libertad en nuestra vida.

2o S.19:8. El rey se sentó a la puerta de la ciudad pero todo el pueblo estaba en sus casas. Estaba sentado para recibir la gratitud y alabanza por la victoria ante los filisteos. Pero cada uno estaba temblando y confundido en sus cuatro paredes porque sus líderes religiosos habían sembrado miedo y división en sus corazones. La idolatría de Absalón se había asentado en sus corazones.

Cuatro corazones que hay que tratar para la conquista.       

1. Hay que restaurar el corazón obediente.  

2o S.18:5. Vemos que el favoritismo de David con Absalón era la razón de su pérdida y dolor, y no le prestó atención de cómo se fue ganando el corazón de los que le rodeaban, con palabras que parecían buenas y amorosas (apariencia de piedad).

2. Hay que restaurar el corazón perdonador.

2o S.19:14-23. Esta unidad se logra cuando estamos dispuestos a perdonar a quienes en los tiempos de la rebelión se equivocaron y ahora piden perdón (v.20).

a. Se dio prisa (v.16). Esta es una actitud de urgencia del cambio.

b. Se postró (v.18). Esta es una actitud de humillación.

c. “El día que tu siervo hizo”, (v.19) Esta es una actitud de sinceridad acordándose del día de su pecado.

d. “Yo tu siervo reconozco” (v.20)

Esta es una actitud de arrepentimiento genuino. Fue el primero de su familia.

3. Hay que restaurar el corazón defraudado.

2º S.19:24. Mefi-boset es una consecuencia de un líder que se equivocó: Absalón lo había defraudado con su actitud. Siempre hay terceros dañados cuando alguien se equivoca.

a. No se había lavado los pies.

b. Mi siervo me engañó.

4. Hay que restaurar el corazón de los ancianos.

2o S.19:31. Barzilai (el fuerte). Este hombre es un tipo de aquellos que nos precedieron con el evangelio y su predicación y llevaron el estandarte del evangelio antes que nosotros. El rey no se olvida de ellos en este tiempo de restauración, sino que los invita a “cruzar el Jordán y a tomar la tierra”. “Yo te voy a mantener porque diste tu vida por el evangelio”.

Por Juan Ballistreri

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre