1. Filminas

Si el maestro o la iglesia tiene un proyector de filminas, este también podrá ser un excelente recurso visual a ser utilizado. Nos permite visualizar el material que será presentado de una forma bien amplia, de una forma atractiva e interesante. Un maestro que hace una buena utilización de las filminas es aquel que está involucrado con el departamento infantil, porque para esta edad existe un buen número de historias bíblicas ya preparadas en filminas. Muchas de estas historias vienen acompañadas de un CD o DVD con la narración de las historias, siendo de esta manera un excelente recurso audiovisual. Si no existe el audio, el maestro podrá leer la historia en la medida que las filminas van siendo pasadas.

Antes de utilizar este recurso, el maestro tiene que ensayar, para cerciorarse si tiene un buen manejo del aparato y si está todo en orden (porque una mala colocación de las filminas puede dañar toda la presentación).

Para la presentación de un viaje o de algún documental es un buen recurso visual. Se pueden tomar fotografías en una película específica para filminas, hacer la debida revelación y enmarcarlas para tener un buen material visual. El costo de las filminas no es alto.

Como sucede con el retroproyector, se debe verificar la luminosidad del salón, pues si es muy claro y no hay cortinas, será muy difícil la presentación de las filminas.

El gran inconveniente de las filminas es que no es un recurso muy utilizado en nuestros días y son pocas las personas que poseen un buen proyector de filminas. 

  1. Vídeos

Un excelente recurso que puede ser utilizado, dependiendo de la materia o tema que está siendo presentado a los alumnos, es la utilización de vídeos.

Actualmente existe un buen número de vídeos a la venta en librerías evangélicas a un precio razonable de dibujos bíblicos, documentales, películas evangélicas, películas de historias que pueden ser utilizadas por el maestro para ilustrar y enriquecer visualmente, dando una forma bien dinámica a su clase.

Este recurso nunca puede ser visto como “el recurso para salir del paso”, del maestro que piensa, “Si no consiguió preparar nada yo llevo una película de vídeo y mi clase está lista.” No podemos pensar de esta manera, porque el vídeo tiene que ser un recurso para ser utilizado en la clase y no ser la clase.

Observaciones importantes con respecto a la utilización del vídeo:

No es tan fácil utilizar un vídeo en clase. Para usar este recurso tiene que haber una buena preparación previa:

Con seguridad, el maestro tendrá que ver toda la película antes de presentarla a los alumnos, para que no haya ningún tipo de sorpresa.

Es necesario verificar si hay televisor o proyector y reproductor donde será presentado. Si no, el maestro tendrá que conseguir el reproductor y el proyector o televisor (que dependiendo del tamaño del salón tendrá que tener un tamaño adecuado para que haya una buena visualización).

El proyector o televisor tiene que ser colocado en un lugar alto.

¿La luminosidad es adecuada? ¿Todos los cables están conectados correctamente?

Todo eso tiene que ser observado con anticipación, para que no haya contratiempos en la presentación del vídeo. ¿¡No es tan simple!?

Como utilizar el vídeo:

Al colocar un dibujo animado bíblico para niños el maestro deberá interactuar con los niños durante la presentación del vídeo o después de su presentación. El maestro podrá ir parando el vídeo y haciendo preguntas a los niños para ver si están acompañando o no. También podrá parar el vídeo si en el dibujo hay alguna diferencia con lo que la Biblia cuenta en aquella historia. Si los alumnos ya conocen la historia, ¿qué tal pedir para que ellos verifiquen si hay algún error con relación a la narrativa bíblica? (En algunos vídeos se necesita hacer algunas observaciones, porque hay algunas diferencias que tienen que ser observadas).

En una película o documental presentado para jóvenes o adultos se necesita investir un tiempo después (o en la clase siguiente) para discusiones u observaciones a partir de la película con relación al asunto que está siendo estudiado. La película tiene que tener correlación con el tema. No es un recurso suelto que sólo busca hacer más dinámica la clase.

Si se hace una buena utilización de este recurso, alistándose bien para su presentación, el vídeo ciertamente hará su clase mucho más dinámica y creativa. Pero no haga de este recurso una constante en sus clases hasta agotar lo que tiene en el mercado. ¡No! Recuerde: Cambiar el método es fundamental para el éxito de su enseñanza. 

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre