1. Carteleras

Un recurso fácil de ser hecho y que permite una buena visualización es la utilización de carteleras que van siendo fijadas en la pizarra a medida que la clase está siendo dictada. Estas carteleras simplemente podrán ser de hojas normales o de cartulina (blanco o a color). Las carteleras podrán tener imágenes, dibujos, recortes y los puntos más importantes de aquello que está dando en clase.

En la medida que el maestro vaya dando su clase, coloca con cinta de enmascarar o transparente las hojas o carteleras (hojas más gruesas y a color) donde se muestra el contenido resumido de la clase.

Esto es muy fácil de hacer porque, utilizando las fuentes del computador se puede obtener, en poco tiempo, todo el bosquejo de la clase que será transmitido. Tiene letras de diferentes tamaños y formas, colores diferentes e incluso el papel puede ser pintado de un color por el propio computador. También existen diferentes dibujos geométricos que podrán formar diferentes tipos de carteleras (circulares, rectangulares, cuadrados, etc…).

Ejemplos:

Se pueden crear dibujos, o utilizar los cliparts del computador. Fotografías e imágenes pueden ser recortadas de periódicos o revistas. De esta manera, hacer carteleras es muy fácil y provocan un impacto visual muy bueno, porque pueden ser presentadas en etapas y pueden dar una visualización muy amplia de todo el contenido de la clase en un único espacio físico.

Observación:

El maestro que utilice este recurso no puede dejar de llevar una cinta adhesiva o de enmascarar, porque sin estos materiales no estará en condiciones de presentar las carteleras y este recurso pierde el sentido. La mayoría de las veces este tipo de material no está tan disponible como podríamos imaginar. 

  1. Mini-Cuadernillo

Una forma de que usted presente visualmente su clase es escribir todo el bosquejo en una hoja de papel y entregarla a sus alumnos. En esta hoja los alumnos acompañarán la clase, leyendo o escribiendo en los espacios en blanco dejados por el maestro para que el alumno llene.

Pero para ser una presentación interesante el maestro deberá esmerarse en esta hoja que se le entrega a los alumnos. En ella el maestro podrá colocar dibujos, imágenes, fotografías. Puede ser una hoja a color, con letras a color de diferentes tamaños, con círculos, cuadros para llenar, etc. La creatividad del maestro podrá hacer esta hoja muy interesante.

El computador ayuda mucho en la confección de esta hoja. Los cliparts podrán ser un auxilio para la visualización así como fotografías, imágenes y dibujos. Letras a color de diferentes tamaños son fáciles de hacer. Hay varios dibujos geométricos a disposición. Así, en poco tiempo se puede elaborar un bosquejo de una clase que tenga una visualización agradable y que despierte el interés por parte de los alumnos.

Al recibir una hoja bien hecha, con todo el contenido o bosquejo de la clase, el alumno se sentirá valorado y con mucha más disposición para participar e involucrase con la clase. 

  1. Tablero para evangelismo con pintura

Material necesario: tablero con trípode; vinilos; pinceles; papel.

El tablero para evangelismo ha sido usado para presentaciones del evangelio al aire libre, pero también es un excelente recurso para clases ocasionales. La idea básica es que el maestro pinte su clase, usando algunas imágenes y palabras claves dibujadas por la mitad en la hoja antes de empezar la clase. Eso despierta el interés de la clase, que quiere saber cómo termina lo que está escrito o dibujado. En el transcurso de la lección, el maestro-artista completa las letras y dibujos y transmite el mensaje. 

  1. Lecciones Objetivas

Material necesario: Objetos que ilustran el punto o los puntos principales de la clase, o que constituyen la lección en sí.

Procedimiento: El buen maestro consigue presentar lo abstracto como algo visible. El uso de metáforas verbales muchas veces alcanza ese objetivo. Pero, la visualización a través de objetos estratégicos puede hacer una clase aún más memorable. Los profetas de Israel y el Señor Jesús llenaron su enseñanza con lecciones objetivas.

El maestro debe considerar todos los aspectos de su clase para decidir si uno o más objetos podrían servir como ilustraciones gráficas de los puntos principales. Muchos textos bíblicos sugieren analogías que fácilmente pueden ser ilustradas con una lección objetiva.

Una matera, un grano de mostaza, uvas, una rama seca—todos pueden transmitir gráficamente un mensaje que, en caso contrario, caería en el olvido. 

  1. Exhibiciones

El maestro debe coleccionar los dibujos, proyectos manuales, proyectos creativos y otras “obras de arte” desarrolladas por los alumnos durante el semestre. En un determinado día especial, hace una exhibición de todos los trabajos, con el nombre del “artista” y el título de la obra. La exhibición en sí sirve como recapitulación de la materia, y también anima a los alumnos cuyo trabajo se destaca. Puede invitar padres, amigos, etc., y concluir con un refrigerio. 

  1. Grabaciones

Material necesario: Pasacintas o CD

A pesar de ser simple, la utilización estratégica de grabaciones bien hechas puede enriquecer mucho su clase. Algunos ejemplos de grabaciones que van a dinamizar la lección:

  • Una lectura bíblica profesional con fondo musical
  • Un testimonio breve de un invitado especial
  • Un reportaje de las noticias
  • Una canción especial dirigida hacia el tema de la clase
  • Una investigación informal hecha “en la calle” y las respuestas

Extracto del libro “101 Ideas Creativas para Maestros”

Por David Merkh y Paulo França

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre