39. Entrevista (invitado especial)

Si no fuera tan frustrante, sería cómico. Un hijo adolescente llega a la casa con una “gran idea”—un consejo que oyó de un maestro, compañero o líder de jóvenes. Lo comparte con sus padres como si nunca hubiera oído sobre el asunto. ¡Sólo que repite algo que los padres ya le han dicho a lo largo de muchos años!

Ese es el poder de una entrevista con un “invitado especial”. Inclusive puede hasta repetir el mismo contenido que el maestro, pero el hecho de que viene de un “experto” de fuera genera milagros. También sirve mucho para reforzar aspectos prácticos de la materia.

Obviamente, la persona siendo considerada como invitada debe compartir una perspectiva semejante a la del maestro, a no ser que el propósito sea presentar un punto de vista contrario.

El invitado no tiene, necesariamente, que ser entrevistado, a pesar que muchos se sentirán más a gusto en una entrevista. Las preguntas deben ser preparadas y entregadas con anticipación al invitado. Evite demorarse más de la cuenta en una única pregunta, y mantenga la entrevista viva e interactiva con la participación de la audiencia. 

Entrevista (personaje bíblico)

Una técnica dinámica y atrapante, utiliza a los alumnos para la realización de una entrevista con algún personaje bíblico. En vez de simplemente dar una charla sobre un determinado acontecimiento o personaje, el maestro presenta el contenido de su clase a través de una entrevista, donde por medio de las respuestas del entrevistado el contenido bíblico es transmitido de una forma más envolvente.

El maestro, con anticipación, selecciona dos alumnos para que puedan estar juntos en la preparación de la clase. El maestro junto con estos alumnos estudia el texto bíblico, elabora las preguntas, así como las respuestas. Mucha información del contexto de la época debe ser mencionada en esta entrevista, para dar un contexto histórico más real de los acontecimientos. Puede haber libertad para exponer sentimientos, aunque no los encontremos en el texto bíblico, dando más dinamismo a la clase. Si es posible los alumnos pueden ir vestidos con ropas de esa época, ayuda mucho más a la clase.

Si el maestro quiere ser bastante convincente y no tiene ningún alumno que pueda ser el entrevistado, entonces, él mismo hace este papel y un alumno será el entrevistador.

Ejemplos:

Algunas situaciones bíblicas que pueden ser fácilmente enseñadas por medio de entrevistas:

  • Moisés contando por qué no entró en la tierra prometida.
  • David contando su perspectiva, de cómo fue que cayó en el pecado de adulterio y cómo sufrió las consecuencias de este pecado.
  • José, siendo entrevistado en Egipto, hablando cómo llegó a ser el 2º hombre en la tierra de Faraón.
  • Después de la conversión del pueblo de Nínive, Jonás es entrevistado y cuenta toda su historia y todo lo que pasó hasta llegar allí.

Los entrevistados tienen que demostrar mucha emoción, para que haya un realismo más grande, pero no pueden dejar de ser bíblicos. Las propias implicaciones y aplicaciones prácticas pueden ser extraídas de la entrevista. Si el alumno está bien preparado podrá responder a fax y correos electrónicos enviados por los “telespectadores” que quieren obtener más información del entrevistado. 

  1. Panel

Mientras que la entrevista aprovecha la presencia de UN invitado especial, el panel requiere un número más grande de especialistas. Un panel de expertos casi siempre enriquece una materia, haciéndola dinámica e incrementando dimensiones que van más allá de la experiencia del propio maestro. Funciona bien a cualquier altura del semestre, pero sirve mucho al final del curso para recapitular tópicos estudiados, reforzar el valor de la materia e incrementar ideas sobre cómo la “teoría funciona en la práctica”.

Un número limitado (tal vez 3 o 4) de “expertos” en determinado asunto debe ocupar sillas en un semicírculo al frente del grupo, con espacio para un moderador. Las preguntas deben ser preparadas con anticipación y, en la medida de lo posible, entregadas a los miembros del panel antes del encuentro. El maestro puede desafiar a los propios alumnos a preparar preguntas en el transcurso del semestre y entregarlas antes de la fecha del panel.

El maestro debe conocer muy bien a las personas que piensa invitar, su experiencia y capacidad junto con sus posiciones doctrinales. ¡No quiere la sorpresa de que alguien desmonte todo lo que fue construido durante un semestre! Necesita entrar en contacto con sus invitados con bastante anterioridad, e informarlos sobre el tópico, las preguntas, y otras informaciones útiles.

El panel no es necesariamente un debate ENTRE los participantes, sino una oportunidad para aclarar dudas, ilustración de la práctica de la teoría y exposición de nuevos ángulos del asunto. El moderador debe verificar que ningún invitado domine el tiempo, y que las preguntas sean sabiamente distribuidas entre el panel.

Panel de debates

Existen muchos temas teológicos en la Biblia donde, aparentemente existen posiciones divergentes. Estos temas son de interés particular de los jóvenes. Les gusta estudiar sobre estos asuntos, principalmente cuando están en el ámbito de discusión y tienen interés en posicionarse y mostrar la lógica de sus posiciones. Ante esa realidad un maestro de jóvenes debe estar abierto a promover, de vez en cuando, en sus clases, un panel de debates.

Algunas sugerencias de temas para ser utilizados en el panel de debates:

Predestinación o libre albedrío

Cristo murió por todos los hombres o sólo por los escogidos

¿El uso del velo es para nuestros días?

Procedimiento del panel de debates:

El maestro deberá seleccionar algunos alumnos, formando un equipo (de 3 a 4 alumnos), para que se preparen adecuadamente para el debate, como mínimo una semana antes. Al seleccionarlos, también establecerá cuál será el punto de vista defendido por el equipo.

Los alumnos deberán alistar sus argumentos, buscando una base bíblica y teológica para aquello que presentarán. Cuanto más contenido bíblico y más lógica y coherencia teológica, más grande será la capacidad de vencer el debate.

Al comienzo de la clase en la que sucederá el panel de debates el maestro presentará nuevamente el tema en debate y establecerá las reglas fundamentales de la participación de los 2 equipos encargados de defender posiciones contrarias con relación a aquel tema. Todos los otros lados harán parte de la platea y durante la clase serán llamados para que participen.

Empieza el Panel de Debate:

Presentación de los argumentos del Equipo “A” sin derecho a la réplica

Presentación de los argumentos del Equipo “B” sin derecho a la réplica

Preguntas del Equipo “A” para el equipo “B”

Preguntas del Equipo “B” para el equipo “A”

Preguntas del Plenario para el equipo “A” con derecho a réplica

Preguntas del Plenario para el equipo “B” con derecho a réplica.

Es fundamental el establecimiento del tiempo para cada una de estas etapas, para que el Debate no se vuelva algo aburrido o monótono. La agilidad es fundamental para el éxito de este tipo de dinámica.

El juicio:

Después de esta etapa sucederá una de las etapas más importantes del panel de debates: el juicio. Se debe dejar bien en claro que lo que estará siendo juzgado no será la capacidad de argumentación o de discusión de aquellos que se presentaron, sino el argumento y la tesis de cada uno de los equipos.

El maestro entregará una pequeña hoja de papel para cada una de las personas de la Platea para que ellos voten por el argumento que consideran más bíblico y más correcto teológicamente con la presentación de los 2 equipos.

La platea da su voto, y el maestro, hará el conteo de los resultados, declarando a todos los alumnos quién es el vencedor.

Leído el resultado de la votación, el maestro tendrá una parte muy importante. ¿Será que el veredicto fue el más bíblico? Si es así, no hay problema.

¿Los participantes de uno u otro equipo estaban más preparados, y consecuentemente más convencidos? ¿Fueron más claros en la defensa de sus ideas? ¿Su base teológica fue más convincente? ¿Fueron más bíblicos?

Aprovechando bien el tiempo, no permitiendo muchas demoras, el maestro podrá llevar toda la clase a animarse con aquel tema, involucrándose bien y participando activamente de todo el proceso. 

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre