Escuela Dominical – JUAN 15 LA VID VERDADERA: JESÚS LA VID

1

Pasaje Bíblico: Juan 15:1-10.

PRINCIPIOS BÍBLICOS QUE SURGEN DEL PASAJE.

Jesús es el verdadero sustento que motiva nuestra vida para abundar en obras de servicio y utilidad en este mundo. Otro sustento que no sea Jesús dará un fruto que no será agradable a los ojos de Dios, y no cumpliremos la obra para la que Dios nos ha creado.

No es fácil ser un cristiano verdadero, habrá dolor y pruebas, pero que serán para llevar más fruto a su nombre (es decir ser de mayor bendición a otros y para el cumplimiento de los planes de Dios en esta tierra). Si estamos en Cristo, el Padre (el Labrador de la vid) hará su obra en nosotros y de esa forma viviremos para cumplir el propósito al que fuimos llamados y estaremos cubiertos en toda necesidad.

OBJETIVOS.

  • Que los alumnos comprendan la comparación de Jesús con la vid e identifiquen claramente el rol del Padre, del Hijo y de nosotros como parte elegida de la vid.
  • Que los alumnos acepten permanecer en Jesús para llevar una vida fructífera.

INCENTIVACIÓN.

Algunas ideas para realizar y captar la atención de los alumnos.

  • Un viticultor que entra al salón con herramientas que usa para su tarea de cultivar la vid, y explica a los chicos sus funciones principales en cada etapa del año. Por ej.: cómo limpia y riega los surcos, cómo poda, cómo ata, cómo protege a las plantas de enfermedades, etc.
  • Se puede utilizar proyecciones de fotografías con ayuda de multimedia.
  • Un juego con papeles de diario y afiche de color verde y marrón. Se pide a los alumnos que hagan plantas de vid, arrugando hojas de diario y dando forma contorneada para el tronco principal y luego las ramas. Las hojas se pueden recortar con un molde. Deberá asentarse la planta sobre alguna base firme (un tacho de pintura, unos ladrillos para sujetar, etc.).

Luego, el instructor dirá: “Todos los chicos de Mendoza conocen muy bien la planta de vid, desde pequeños la estudian en la escuela y… ¿quién no ha dado una vuelta por las zonas de viñas y bodegas? ¿Quién no conoce la famosa fiesta de la vendimia, que se festeja cada año cerca del comienzo de clases?

Hoy vamos a descubrir otra parte del perfil de Jesús, cuando se comparó con una vid, y una vid verdadera. Veamos qué quiso enseñarnos Jesús con este principio.

CONTENIDOS A DESARROLLAR.

Las partes de la Vid. Los tres elementos principales de Juan 15.

Jesús: La Vid Dios: El Labrador Nosotros: Las Ramas
A. El Sustento o medio para que las ramas vivan, crezcan y prosperen (den fruto)

 

B. Recibe y da los nutrientes a las ramas

 

C. Provee una base firme

 

D. Asegura buenos frutos

A. Da los cuidados necesarios (protege de enfermedades, plagas, climas extremos, limpia el terreno, etc.)

B. Restaura y provee el agua a su tiempo

C. Poda y ata en el tiempo de invierno

D. Injerta las ramas nuevas

 

 

A. Fueron elegidas

 

B. Deben permanecer, solas no sirven para nada

 

C. Requieren cortes

 

D. Dan fruto

 

E. Dan honor al labrador

A continuación se desarrollan algunas ideas para profundizar los aspectos sintetizados en el cuadro anterior.

JESÚS: LA VID.

Si no existe la vid, no existen las ramas. Esto es fundamental para recalcar nuestra Vida que es sólo EN CRISTO. Aquellos que aún no conocen a Jesús no forman parte de la Vid, quizás estén formando parte de otra vid, que no sea la verdadera. Si es así los frutos no serán los adecuados, no servirán demasiado. Esta metáfora debe ser explicada a los niños… ¿Cuáles pueden ser vides truchas a las que nos aferramos antes de conocer a Jesús?

Podría ser: la “Vid Obras Piadosas”, “Vid Buena Onda”, “Vid Reagge (en relación a algún ídolo musical o deportivo o artístico)” “Vid Sé vos mismo”, etc…

IDEA: Es interesantísimo comparar dos géneros y especies de vid (de la familia botánica Vitáceas), una con buenos frutos (Vitis vinifera), otra de adorno, con frutos amargos y no útiles (Parthenocissus quinquefolia o “vid virgen”). A veces la vid se ve muy bonita, es trepadora y sus hojas muy decorativas, pero esa vid no da frutos que sean útiles (éstos resultan pequeños, amargos, y no sirven ni para consumo en fresco, ni para vino, ni mosto, ni jugo). ¿Sobre qué planta de vid queremos estar arraigados? ¿Qué tipo de fruto queremos que de nuestra vida?

B. Toda planta lleva por su tronco principal los vasos que trasladan el agua y nutrientes desde el suelo hasta las hojas. Se puede explicar esta comparación de que en Cristo tenemos todo lo necesario para la vida, tanto para cubrir nuestras necesidades espirituales, físicas, emocionales.

¿Cómo nos alimentamos en la vida cristiana? A través de la lectura de su Palabra y la comunión con Dios el Padre en nombre de Jesús.

C. La otra función clave del tronco de la planta es de sostén a las ramas y frutos. Si estamos adheridos a la Vid Verdadera, es decir nos aferramos a Jesús, estaremos firmes en toda circunstancia, ya sea de prueba o de esfuerzo, o de acechanzas del enemigo Dar ejemplos prácticos para los chicos: cuando estamos haciendo una actividad de evangelismo o servicio y hay problemas o dificultades, cuando por ser creyentes recibimos burlas o desprecio, etc.

Por Patsy Winter

Patsy es instructora de LAPEN

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre