Inicio / Escuela Dominical / Escuela Dominical – LA ENSEÑANZA POR MEDIO DE GRUPOS 3

Escuela Dominical – LA ENSEÑANZA POR MEDIO DE GRUPOS 3

Enseñanza Aprendizaje – La Enseñanza Por Medio de Grupos 3

 

Continuemos.

C. Determine los hechos de los cuales surge el problema. No todos los datos obtenidos son parte del problema.

D. Determine qué hechos se basan sobre otros. ¿Cuáles son las raíces del problema?

E. Siga preguntando, ¿por qué este problema? ¡Aprenda a examinar a fondo!

 

4º Determina Soluciones Posibles.

A. ¡Libere su imaginación! Piense en soluciones creativas y nuevas.

B. Considere todos los lados del problema.

C. Permita un momento de participación espontánea en que todos den posibles soluciones. Escúchelos y respételos, no se ponga a discutir.

D. Forme pequeños grupos de estudio para sugerir soluciones.

 

5º Escoge las Mejores Soluciones.

Para lograr esto, debe determinar criterios para soluciones aceptables.

A. Adoptar un sistema de clasificación para determinar cuánto se ajusta esta solución a los criterios preestablecidos.

B. Evaluar cada solución posible a la luz del criterio y sistema de clasificación, hasta decidir cuáles soluciones van a adoptar.

 

Usando estos cinco pasos como guía, deberá lograr una efectiva acción de equipo. Se sugiere que se haga una guía escrita para asegurarse de que están siguiendo los pasos debidos.

 

8. Movimiento En El Grupo.

Los Planes de Clase que se ofrecen para cada uno de los estudios de Enseñanza Bíblica, sugieren la manera en que el grupo puede “moverse” para llevar a cabo cada una de las actividades. El deseo es que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea más dinámico y que de alguna manera, permita que cada alumno participe activamente. El movimiento en el grupo no significa necesariamente que los alumnos estén en constante cambio de posición, aunque a veces sí se requiere. Lo que sí produce es variedad en la manera de realizar las actividades propuestas.

Por esto, es aconsejable que todo movimiento sea hecho casi naturalmente, sin forzar la situación o posición de los alumnos (a lo menos no tan frecuentemente como pudiera parecer). Estos movimientos requieren planeamiento y bastante uso del sentido común. Es decir, uno debe planear de antemano la manera en que el grupo hará los cambios o el “movimiento”. Por ejemplo:

Si la reunión se inicia con una actividad para todo el grupo (GG – Grupo General), y en seguida se pide que algo sea realizado por cada uno de los alumnos (TI – Trabajo Individual), usted puede decir: “Allí mismo, en el lugar donde están, cada uno complete la parte tal…”.

De esta manera, el “movimiento” se lleva a cabo pero no se hace bruscamente. Por supuesto, en algunas actividades será mejor que los alumnos estén más separados para hacer su trabajo individualmente.

De igual manera, si una actividad se está realizando en grupos pequeños (GP), y se pide completar algo individualmente (TI), cada alumno puede hacerlo a solas, aun dentro del grupo. Pero imagínese estar en grupos pequeños, y después se pide que se trabaje con todo el grupo (GG), en vez de mover a los grupos para formar un círculo, por ejemplo, sería mejor solicitar la atención de todos y que desde sus lugares respondan o participen en lo que se pide.

Cuando se sugiere trabajar en grupos pequeños (GP), estando en el grupo grande (GG), se puede dirigir a los alumnos a que trabajen con el compañero, o compañeros, a la derecha y/o izquierda. Para ello, bastará un pequeño movimiento de su silla, sin necesidad de moverse a un lugar separado.

De esta manera, usted como maestro tendrá un mejor control de la situación, al mismo tiempo que el grupo tendrá Movimiento. No estará estático. La manera en que usted haga los cambios sugeridos en el Plan De Clase marcará la diferencia para evitar el ruido innecesario, las distracciones, pérdida de tiempo y que los alumnos se cansen con tanto movimiento. También el proceso de enseñanza-aprendizaje será de más beneficio para los involucrados.

Extracto del libro “Ideas Prácticas Para Maestros y Obreros”

Por Autores Varios

Acerca de Edgardo Tosoni

Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org, www.desafiojoven.com y www.alientodiario.org, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>