Escuela Dominical – ¿POR QUÉ ES TAN DIFICIL FORMAR VALORES?

1

¿Por Qué es Tan Difícil Formar Valores?

Porque, a diferencia de las normas, los valores son convicciones.

¿Por Qué la Familia Debe Enseñar Valores?

Primero habría que definir familia. Hoy el concepto de familia es complejo y difícil de delimitar y lo es más si añadimos la multiplicidad de formas y funciones familiares que varían en función de las épocas históricas, de unas culturas a otras, e incluso en grupos y colectivos dentro de una misma cultura. Nos limitamos, por tanto, a la sola consideración sociológica de la familia tal como ésta aparece en sus distintas manifestaciones en la sociedad occidental, por lo que habría que entender la “familia” en un sentido amplio no restringido

Para debatir en grupo: ¿Por qué la familia se constituye en el ambiente más elemental y clave para aprender valores, comparando con la escuela u otros ámbitos de aprendizaje?

A. Comenzamos a tener valores cuando somos niños. Primero aprendemos a tener aprecio por las cosas que satisfacen nuestras necesidades básicas, pero valoramos especialmente a las personas que nos las proporcionan. Su comportamiento hacia nosotros se vuelve la principal referencia de lo que es valioso. Por esta razón, nuestro carácter y personalidad se moldea con las actitudes y comportamientos de las personas que nos crían, bien sea los padres u otros familiares. Sus conductas tienen el principal peso de lo que después se convierte en nuestros principios y creencias personales más importantes. La familia educa más por lo que “hace” que por lo que “dice”. Tanto el padre como la madre son los primeros mentores de sus propios hijos; son los pilares maestros sobre los que se sustenta el hogar y la familia.

B. El aprendizaje del valor es de naturaleza distinta al de los conocimientos y saberes. Exige la referencia inmediata a un modelo. Es decir, la experiencia suficientemente estructurada, coherente y continuada que permita la “exposición” de un modelo de conducta no contradictoria o fragmentada. Y esto es difícil encontrarlo fuera de la familia. Es verdad que no existen experiencias, tampoco en la familia, que no presenten, junto a aspectos positivos, otros claramente rechazables. Pero, a pesar de los contravalores o experiencias negativas, en la familia se puede identificar la línea básica, la trayectoria vital que permite valorar y reconocer en ellas la existencia y estilo personal de la vida de un individuo.

C. En el aprendizaje del valor se hace necesario algo más: el clima de afecto, de aceptación y comprensión que envuelve las relaciones entre educador y educando.

D. Los maestros, líderes y modelos de valores en el colegio, tienen la posibilidad de reforzar lo formado en el hogar, pero no sustituirlo. Si las convicciones que se forman en la casa no son sólidas, pronto se verán expuestas a una intensa competencia social con otras creencias.

Lo Que Dice la Biblia.

Es conveniente remitirse a los conceptos bíblicos sobre el tema de valores tanto para conocer cuáles son como para descifrar el rol de la familia en el asunto.

La Concepción del AT.

Pasajes seleccionados: Dt.5:1-22, 32; Dt.11 a 28; Levítico 10 a 27; Num.15, 18-19, 28-30, Proverbios y Eclesiastés.

Lo más relevante en esta parte es que la responsabilidad de la transmisión para el pueblo de Dios era en la familia y por medio de la repetición, tanto la ley moral (centrada en los diez mandamientos) como la ceremonial que abarcaba las tradiciones y costumbres. “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos…” (Deuteronomio 6:5-6).

La Concepción del NT.

Pasajes seleccionados: Mt.5-7, 15:1-20; 22:34-40; Mc. 12:13-17; Lc.6:17-49; Cartas de Pablo, 1º de Juan.

Jesús indicó que toda la ley se resumía en esto: “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y amarás a tu prójimo como a ti mismo”. En esta sola frase se resume la ley moral mosaica, y Jesucristo fue más allá en el sermón de la montaña, proponiendo a sus seguidores una actitud proactiva y contracultural hacia el prójimo: “Hacer con los demás como te gustaría que hicieran contigo”.

Pablo se dirigió a las iglesias como agentes de formación y enseñanza, pero las mismas estaban constituidas por familias y puso mucho énfasis en las relaciones intrafamiliares. El inculcar las verdades de la Palabra de Dios en la mente y el corazón de los hijos, tiene un impacto especial en sus vidas, y éstos ejercen una influencia cristiana poderosa por generaciones en la familia. Ilustración: En la familia de Andrés Murray, misionero en el África (11 hijos)… o la historia de Susana Wesley.

Por Patsy Winter

Patsy es instructora de LAPEN

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 Comentario

  1. grasias por estas ensenansas
    son una grande bendision
    ya que por algunas razones no tengo el estudio pero estoy en el aprendisaje
    para el bien de mi persona, mi familia, mi iglesia, y mi sosiedad
    para la gloria de Dios
    Dios los bendiga y sigan adelante
    y animo a todos a que le saquemos probecho a cada dia de nuestra vida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre