libresDevocional Diario – ¡Libres! 1

 

 

1. Necesitamos Ser Libres

Sin que te des cuenta, aún antes de nacer, mientras estabas todavía en el vientre de tu madre, satanás ya estaba intentando arruinarte la vida. A medida que fuiste creciendo, distintas experiencias vividas en tu hogar y fuera de él fueron formando tu personalidad, condicionando tu comportamiento. ¡Cuántas veces habrías querido actuar de otra manera! Sin embargo una fuerza interior te impulsó a comportarte así. ¿Por qué? porque el diablo te fue atando, te fue esclavizando.

Pero tenemos buenas noticias para darte: ¡Jesucristo vino para liberarte!

Lee Colosenses 1:13. Esto significa claramente que todos los hombres y mujeres, niños y adultos, están esclavos del reino de las tinieblas. Y por consiguiente todos necesitan liberación.

Oración: “Señor, gracias porque viniste para librarme de todo poder de las tinieblas. Necesito que me libres totalmente. No quiero perderme nada de lo que tenés preparado para mi vida”.

 

2. Libres del Pecado

Todos los hombres están esclavos del pecado. Aún las personas que nos pueden  parecer “buenas” en realidad están atadas al pecado. Un asesino, un ladrón, un homosexual, son pecadores. Pero también son pecadores los que tienen relaciones sexuales antes del matrimonio, los que mienten, los que guardando rencor, etc. Todos somos pecadores ante los ojos de Dios. Y el pecado nos va matando lentamente. Salvo que Cristo haga intervención milagrosa por nuestro corazón.

Mira Romanos 8:2. Este versículo dice claramente que el poder del espíritu de vida en Cristo Jesús te ha liberado del pecado y de la muerte.

¿No es esto maravilloso?

El hombre es esclavo del pecado. Pero el Espíritu de Jesús es poderoso para romper toda cadena de esclavitud por más enraizado que parezca el pecado.

Pero no solamente rompe la cadena del pecado sino también te libra de las consecuencias  que produce el pecado en tu vida. Jesús te libera de la muerte, de la infelicidad, de una vida sin sentido, sin rumbo. ¡Aleluya!

Oración: “Jesús, gracias porque Vos cargaste con todos mis pecados en la cruz. Tu sangre es un poderoso “jabón” para limpiar hasta lo más profundo de mi corazón. Gracias por librarme también de las consecuencias del pecado. Y gracias por ser libre de la muerte”.

 

3. Libre de Enfermedades

La mayoría de las enfermedades son sicosomáticas. Esto significa que el cuerpo está enfermo como consecuencia de un problema psicológico. Y por supuesto que satanás tiene mucho que ver también con nuestros problemas mentales, por lo que en definitiva estamos también frente a un problema espiritual. Recuerda que somos cuerpo, alma y espíritu.

¡Y Jesús vino para actuar en el hombre como un ser y no parcialmente en su alma, en su espíritu o en su cuerpo!

Isaías 53:4-5.  El profeta afirmó que Jesús vino para:

1. Llevar nuestras enfermedades.

2. Sufrir nuestros dolores.

3. Ser herido por nuestras rebeliones.

4. Ser molido por nuestros pecados.

5. Curarnos por su llaga.

Oración: “Gracias, Señor,  por tus heridas, por tus azotes, por tus dolores, por el castigo que sufriste. Mis dolores los cargaste Vos. Mi enfermedad te la llevaste Vos y está clavada en tu cruz. ¡Aleluya!”.

Por Pastor Aldo Martín

2 Comentarios

  1. Hola Maribel. ¡Por supuesto que sí!! Él nos hizo libres, no vivamos nunca más como esclavos de nada ni de nadie. Bendiciones.

  2. SI, ES TAN IMPORTANTE RECORDAR LO QUE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO HIZO POR NOSOTROS….. SOMO LIBRES Y DEBEMOS ESTAR AGRADECIDOS AL 100% POR ESE SACRIFICIO Y MUESTRA DE AMOR QUE TUVO NUESTRO SEÑOR…….

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre