Devocionales Cristianos – Compasión, la Llave Que Abre Puertas

 

Pasaje clave: Nehemías 1:4.

 

La compasión es una llave poderosa que abre puertas. El mismo Señor Jesús tuvo compasión y abrió puertas a la salvación. En Marcos 6:34 nos relata que vio tanta gente que tuvo compasión de ellos, y esto abrió puertas al milagro de “la alimentación de los cinco mil”.

La compasión no significa dolerse por las personas solamente, va más allá de nuestra tristeza por el mal ajeno. Es una actitud del corazón, es una virtud que se estimula haciendo buenas obras, que desarrolla buenas actitudes y que se demuestra con buenas decisiones. En Nehemías 1:1-11 vemos que al enterarse de lo que su pueblo pasaba, Nehemías tuvo compasión de ellos. En el versículo 4 nos dice que lloró, ayunó y oró. No solo fue movido su corazón por el dolor, sino también que fue llevado a la intercesión. Nehemías de cautivo pasó a ser copero del rey. Tenía comodidades, sus necesidades estaban satisfechas y tenía un futuro asegurado. Pero su corazón se dolía hasta conmoverse por el pueblo de Israel que sufría.

Esta compasión lo llevó a orar, a ayunar y a ver lo que Dios quería hacer. Esto permitió que se abrieran oportunidades, una llave que abría puertas a favor de ellos.

No solo movió el corazón de un hombre, sino también a un pueblo que decidió levantarse, trabajar y alcanzar un sueño que parecía imposible. Dios es amor y también compasión, Él nos está llevando a que nuestra Nación sea transformada. Si queremos ser usados para ser instrumentos de salvación, debemos ser movidos por la compasión. No podemos servir a Dios si no tenemos compasión por aquellos que sufren. Miremos nuestra nación. Oremos, ayunemos, intercedamos, tengamos un corazón compasivo.

Nuestra Nación Argentina necesita de hijos como Nehemías, que nos levantemos en compasión e intercesión.

 

Aplicación Práctica.

¿Cuáles son aquellas cosas que lo mueven a compasión? Haga una lista de ellas y vea de qué manera puede involucrarse para cambiar esa situación. Si nadie hace algo al respecto, empiece a buscar hermanos con la misma carga y comiencen un trabajo concreto.

 

Motivos de Oración.

1. Señor, que pueda tener la compasión que tuvo Jesús por aquellos que la necesitan. Que la compasión mueva mis acciones y sea de ayuda para los que nos rodean.

2. Señor, levanta en tu Iglesia un fuerte espíritu de compasión por los perdidos.

3. Señor, que como Iglesia en la Argentina podamos ser agentes de transformación.

Extracto del libro “40 Días de Ayuno, Oración y Renovación Personal”

Por Héctor Pauli

Lee Demos de Gracia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre