ACREDITADOS POR DIOS

Aquí no tanto, pero en el exterior cuando uno usa su tarjeta de crédito le piden que acredite la identidad. Cualquiera puede decir que es el hijo de Bill Gates, pero pocos lo pueden demostrar. Así que, cuando me piden identificación saco la vieja cédula federal que la tengo junto con las tarjetas para eso, para demostrar que soy el titular del plástico.

Hch.2:22. Pueblo de Israel, escuchen esto: Jesús de Nazaret fue un hombre acreditado por Dios ante ustedes con milagros, señales y prodigios, los cuales realizó Dios entre ustedes por medio de él, como bien lo saben.

Pedro lleno del Espíritu Santo está hablando a la multitud y diciendo que Jesús fue un hombre acreditado, no por los hombres, porque si esto fuera así existen muchos que logran que millones lo consideren profeta, sanador, ¿Jesús mismo? … No, a Jesús no lo acreditó un hombre, el que lo acreditó fue Dios mismo.

La acreditación Dios la realizó con señales, milagros y prodigios. Esta fue la cedula que Dios presentó ante los hombres que querían saber si Jesús era quien decía ser: Hijo de Dios.

Quiero que notemos que dice: “Los cuales realizó Dios entre ustedes por medio de él” Ah!!! La maravilla de la encarnación!!!  Dios Hijo no usando su dignidad real sino caminando como nosotros en esta tierra y realizando por la fe en Dios Padre milagros, señales y prodigios. Dejando un camino para que nosotros lo imitemos.

Hoy el Espíritu me dijo: ¿Eres pastor? ¿Eres Apóstol? Mostrame tu credencial… te hago la pregunta a vos ¿Quién dices ser? ¿Cuáles son tus credenciales? Alguno dirá, bueno no soy el Mesías por tanto lo que tengo que demostrar no es tanto… no pienso de la misma manera. Yo soy cristiano, es decir “de la casa del Cristo” por tanto mis credenciales deben ser las mismas que las del Padre de la Casa. El seguidor de Jesús debe ser un instrumento en las manos de Dios para realizar milagros, señales y prodigios. No puedo vivir mi vida en la naturalidad, si soy de la familia del Dios sobrenatural.

He encontrado gente que se escuda en la experiencia de Jesús en Nazaret para no intentar siquiera hacer algo, obviando que Jesús sanó a unos pocos… oiga mostró la cedula… presentó el documento. No hizo más porque la mayoría no quería que el acreditará su divina identidad… pero nunca lo que eres depende de los otros sino de vos.

Cuando niño y adolescente me enseñaron a tener argumentos para demostrar por qué soy cristiano,  siendo grande aprendí:

1 Co.4:20. Porque el reino de Dios no es cuestión de palabras sino de poder.

No está mal saber la palabra y predicarla y ser un apologeta de tu fe… pero el jueves mientras predicaba del poder de la oración y que podemos recibir sanidad un hermano recibió sanidad completa sobre su rodilla… fin de la discusión… una cosa no quita la otra pero las dos demuestran que el reino de Dios está operante y demandante en medio de nosotros.

Hoy es un día para orar por los enfermos, para multiplicar panes y peces, para convertir el agua en vino, para liberar a los cautivos…

1 P.3:15. Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes.

Deseo que tu respuesta sea con milagros, prodigios y señales. Dios te bendice en el día de hoy.

Por Daniel Cattaneo

2 Comentarios

    • Hola Edgar! Si queres saber los planes de Dios para tu vida, primeramente necesitas tener una relación con él; orar, leer la Biblia, evangelizar, congregarte, servir, tener amigos de bendición, etc. Una relacion se construye con el tiempo, no se hace de un día para otro, lo mejor es ser perseverante. Entre que tenes una relación con él, pedí que te de una revelación de tu propósito; se más específico cuando oras, pedile que te de una visión de tu futuro, que te de ideas, que te de una palabra específica sólo para vos.
      Cuando más profundo te metes en su presencia, vas a tener más claridad.
      Las cosas que hoy en día te gustan; tal vez un deporte, ayudar al otro, viajar a otro país, estudiar una carrera, etc, pueden ser indicativos de que tu propósito se encuentre allí, pero siempre pedí que Dios te hable y te muestre su voluntad.
      Vas a encontrar tu propósito estoy seguro! Bendiciones!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre