Devocionales Cristianos – El Clamor de los que Quieren Más de Dios 2

 

Continuemos.

Si perdemos el clamor nos convertimos en religiosos, ya no queremos servir al Señor, todo nos molesta. Los problemas que hoy en día vivimos quieren apagar ese clamor. Es muy difícil poder separar el alma del espíritu. En el alma están los sentimientos, los afectos, es donde uno se va a sentir angustiado, afligido, derrotado, lleno de temores, de angustias, inseguridades; esa alma va a tratar de ahogar la vida espiritual.

La Palabra de Dios como cuchillo va a separar el alma del espíritu. Sino el espíritu se va ahogar, se va a morir, porque el alma va a querer estar siempre satisfecha. Se convertirá en un creyente carnal, donde sus prioridades estarán puestas en el área del alma y del cuerpo. El alma buscará gobernar la vida y apagará la llama del Espíritu. El alma es inestable.

Hebreos 4:14. Jesús es el sumo sacerdote. En el A.T. el sacerdote ataba al animal y lo degollaba, tomaba el cuchillo y lo abría y lo que no se veía se comenzaba a ver porque estaba oculto. Las coyunturas, los tuétanos, lo más íntimo del animal se comenzaba a ver.

La Palabra de Dios es como ese cuchillo en las manos del sacerdote, el sacerdote es Jesucristo, es la operación del Espíritu Santo en nosotros. La Palabra de Dios llega hasta lo más íntimo, nos divide, nos separa. Luego somos puestos en el altar para que el fuego descienda y consuma todo lo que no es de Dios. El secreto es que la Palabra pueda penetrar.

Lucas 2:35. María debía de separarse, desprenderse, negar su afecto natural cuando viera a su hijo en la cruz y darse cuenta que no era suyo que era de Dios, Jesucristo. “Una espada traspasará tu misma alma…”, la palabra de Dios que separa y nos confronta muchas veces a tener que entregar cosas. Cada vez que estoy ante la Palabra de Dios, me debo de preguntar: ¿Que me pide que yo entregue, que renuncie?

A María se le decía: Vendrá la espada sobre ti y te confrontará y va a separar tu alma y tendrás que entregar lo que no te pertenece. Es exactamente la obra que hace la palabra cuando penetra. Si la palabra penetra, si el cuchillo penetra dentro de mí, el alma encontrará descanso en la obediencia. Necesito todos los días tener contacto con la palabra en oración.

Una palabra en las manos del Espíritu Santo es más poderosa que cien mil palabras que salen de mi boca. ¿Por qué? Porque esta ungida.

El espíritu libre será como un águila. Podrá ir más allá. Un alma atribulada apagará el Espíritu y esa águila no podrá volar. Dios está conmigo, mi Dios me ayudará, él nunca me dejará, guiará mis pasos, iluminará mis caminos, me fortalecerá en el día de la prueba, me proveerá en el momento de la necesidad.

Salmo 63. Mi alma, Dios, está apegada a ti. Si la Palabra no penetra, si no soy ministrado, el alma no es prosperada. ¿Cómo ha prosperado tu vida espiritual? Cuando Jesús muere se rasga el velo, para que la gloria que estaba en el lugar santísimo lo llene todo.

La Palabra viene a cortar ese velo que está dentro mío, para que lo que está en mi espíritu comience a afectar mi alma y es el proceso de santificación. Todo mi andar sea afectado por el andar del espíritu. Hoy podemos decirle a Dios: “Yo quiero más de ti. Abba Padre”.

Por Osvaldo Carnival

2 Comentarios

  1. gracias por los libros que me en viaron son muy bonitos que el senor jesucristo siga bendiciendo esta pagina y a los que hacen posible y trabajan pues la palabra del senor (mateo) 6/20 nos habla que hagamos tesoros en el cielo y yo creo que estan haciendo tesoros para los cielos sigamos trabajando para cristo bendiciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre