Pasaje Clave: Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos (Ro.5:2-3)

Pablo dice en este pasaje que hay dos cosas que le producen gozo, que lo movilizan a gozarse. La primera es entendible: tiene la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. La segunda es más compleja: se goza en el sufrimiento. Antes de apurarnos a clasificar a Pablo como masoquista analicemos lo que dice a continuación: “porque sabemos que el sufrimiento produce…”. Hay una utilidad en sufrimiento que si sabemos apreciarla nos puede traer gozo a nuestra vida.

¿Qué de bueno puede darnos el sufrimiento?

  1. Firmeza para soportar. La palabra hupomone es la capacidad de soportar bajo presión. Suelo ver esas películas donde el marine es sometido a una sesión de torturas y ver cómo ha sido entrenado para soportarlas. La prueba me da una capacidad para soportar lo que el enemigo dispare contra mí. Aquel que tiene paciencia o perseverancia según la traducción es aquel que es discípulo del “varón de dolores experimentado en quebrantos” Si estás pasando por pruebas te están entrenando para que seas miembro de las tropas de elite divinas.
  2. Entereza de carácter. El soportar te da un certificado de aquello que fue testeado y salió aprobado. Si no tuviéramos sufrimiento correríamos el riesgo de fallar en alguna instancia superior. Todo lo que es de calidad es testeada y exigido y solo cuando ha pasado la prueba se establece la aptitud del producto.
  3. Esperanza. Seguridad que no ha sido en vano y que si el Dios que nos ama lo ha permitido ha sido para nuestro bien. Termino de conocer a una hermana aquí en Costa Rica que en la semana ha perdido a alguien que amaba y le oír decir a otro: Sé que Dios tiene todo bajo control. Pablo dice: no seré avergonzado esto tiene un propósito, Dios algo hará a mi favor!!!

Nos podemos gozar en el sufrimiento porque seremos entrenados, aprobados y esto nos llevará a una comunión más profunda con Dios. No pido que venga el dolor, pero si viene no vendrá para destruirme sino para promocionarme a un nuevo nivel en mi vida. Si está pasando una situación interesante es porque algo maravilloso Dios está produciendo a tu favor… no mires el problema desde la óptica que el diablo quiere que lo mires, sino desde la óptica de Dios… algo Dios está produciendo en mí.

Hoy es un día para gozarme. Sea un día de sol o un día gris, indefectiblemente será un día de victoria. La victoria del cristiano no consiste en la ausencia del problema sino que aún en el problema hay bendición para nuestras vidas. No importa que trame el enemigo… “Dios es el que sustenta mi suerte” (Sal.16:5)

Señor este es el día que vos creaste, me gozaré. Ayúdame para que este problema me haga más fuerte, que me ayude a madurar y que me arroje una vez más a tus brazos. Que nada me robe el gozo. Nunca estoy más seguro, nunca soy más maduro y nunca soy más poderoso que cuando sucumbo a tus pies. Me gozo en lo que vivo tomado de tu mano. Amén.

Por Daniel Cattaneo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre