fuego-y-martilloDevocional Diario – La Palabra Como Fuego y Martillo

 

Pasaje clave: Jeremías 23:29.

 

Hay dos cosas que Satanás tratará de sacar de nuestras vidas: la oración y la Palabra.

Si nos quita la oración perderemos la relación con Dios y su poder. Y si nos quita la Palabra quedaremos fácilmente expuestos a sus engaños y mentiras. Dile a Dios: “Alumbra mi mente y aclara mis pensamientos con tu Palabra. Líbrame de todo engaño y mentira”.

¡Vence con la Palabra las mentiras del diablo!

Jeremías compara a la Palabra con fuego. El fuego consume y quema, pero también purifica. El oro es purificado con fuego. Sus impurezas son quemadas a altas temperaturas y el oro derretido queda puro y por lo tanto incrementa su valor. Sin fuego no valdría lo que vale. La Palabra es el fuego usado por Dios para aumentar el valor de nuestras vidas. Nos señala lo que está mal, nos muestra lo que Dios quiere, nos revela las decisiones que tenemos que tomar. Y cuando respondemos a ella con fe y obediencia somos purificados. ¡No nos gusta ser quemados pero lo necesitamos!

Jeremías también compara a la Palabra con un martillo. El martillo parte la piedra, desmenuza lo duro y fuerte. La Palabra es el martillo que cae sobre nuestros orgullos y soberbias para mostrarnos que somos débiles y necesitamos de Dios.

La Palabra como martillo, cae sobre nosotros para mostrarnos que no sabemos tanto, pero en Él somos sabios. Nos muestra que por nosotros mismos no podemos, pero en Él podemos todo lo que nos propongamos. Nos revela que en nosotros mismos no tenemos nada, pero en Él lo tenemos todo.

Piénsalo.

Llena tu mente con la Palabra y desearás menos el pecado y más a Dios.

Llena tu mente con la Palabra y adquirirás mayor sabiduría y revelación espiritual.

Llena tu mente con la Palabra y serás más fuerte y capaz en todo lo que emprendas. Y todo te irá bien.

Por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre