NUESTRAS DECISIONES NOS ESTANCAN O NOS HACEN AVANZAR

Usted es la suma total de las decisiones que hace cada día. Usted eligió quedarse donde está ahora, o puede elegir avan­zar en la vida en la persecución de su sueño. Yo quiero desafiarlo a que pare de estar dando excusas porque no puede cumplir con el propósito para el cual nació. Ponga su vida en neutro. Dios le ha dado a usted el poder y la responsabilidad de conseguir la visión de su vida.

Hágase preguntas serias mientras reflexiona en su propósito. ¿Cuál es su sueño? ¿Verdaderamente ha descubierto su propósito y su visión? ¿Sabe usted lo que quiere cumplir en esta vida? ¿Está haciendo lo que usted cree que nació para hacer?

La mayor parte de las personas hacen cosas porque tienen que hacerlas. ¿No le gustaría a usted hacer cosas porque ha decidido hacerlo, basado en su propósito? Usted debe escoger estar en la ofensiva en vez de la defensiva. Espero que usted decida que ya ha tenido suficiente de ser “normal” y que declarará la diferencia. Recuerde, usted fue creado para sobresalir, no para combinarse. Usted nació para cumplir algo que nadie más puede cumplir porque Dios le dio a usted esa asignación.

Principios de propósitos de la visión

Reflexionemos sobre los principios que hasta hoy hemos aprendido de la visión.

La persona más pobre en el mundo, es una persona sin sueños.

La persona más frustrada en el mundo es alguien que tiene un sueño pero no sabe como realizarlo.

Dios creó todo y a todos con un propósito.

Cada persona fue creada por Dios para ser única y distinta.

La visión viene del propósito.

Dios ha puesto en cada ser humano una visión única y llamado que es diseñado para dar propósito y significado a la vida.

Ninguna persona puede darle a usted su visión. Es Dios quien la da.

Cada ser humano fue creado para cumplir algo que nadie más puede cumplirlo.

Cada persona fue creada para ser conocida por algo especial.

A usted se le dio una carga o “responsabilidad apremiante” para com­pletar su propósito.

Usted nació en el momento justo para cumplir su propósito.

Una persona con visión es más grande que la fuerza pasiva de noventa y nueve personas que solamente se interesan en hacer o llegar a ser alguien.

Su don le abrirá el camino en el mundo y lo capacitará para cumplir su visión.

Usted es responsable de avivar el don que hay en usted.

A medida que una persona pueda mantener su visión, entonces siem­pre habrá una oportunidad para seguir adelante de sus circunstan­cias presentes y hacia el cumplimiento de su propósito. Ahora, oremos juntos:

Oración: Padre celestial, Tu Palabra dice que tienes un plan para cada uno de nuestras vidas. Tú nos has dado un propósito que cumplir en este mundo, y Tú nos has redimido por Tu amor hacia nosotros. Te pido que abras nuestros ojos espirituales para que podamos ver claramente los propósitos específicos que tienes para nosotros. Queremos completar esos propósitos con gozo y con el conocimiento que hemos cumplido Tu voluntad para nuestras vidas. En el nombre de Jesús, amén.

Pensamiento: Usted es la suma total de las escogencias y decisiones que hace cada día.

Extracto del libro “Devocional Diario de Poder y Oración”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre