Inicio / Devocional Diario / Devocional – UNCIÓN DE MULTIPLICACIÓN

Devocional – UNCIÓN DE MULTIPLICACIÓN

Devocionales Cristianos – Unción de Multiplicación

 

Pasaje clave: Mateo 25:14-30.

 

Multiplicar los Talentos.

Todos recibimos algo de parte de Dios. Nadie puede decir: ‘Yo no recibí nada.’ Aunque sea uno, es uno al fin. Lo recibiste para hacerlo crecer. El que recibe algo de Dios y no lo hace crecer, es reprobado por Dios.

La parábola de los talentos nos enseña que todos tenemos algo que Dios nos dio. Estas tres personas nos representan a nosotros, a la iglesia. Uno recibió cinco talentos, otro recibió dos, y el tercero, uno. El que recibió cinco, obtuvo cinco más; el que recibió dos, obtuvo otros dos; pero el que recibió uno, lo retuvo y no hizo crecer lo que su amo le dio. Entonces le fue quitado su talento.

Dios te ha dado cosas: vida, iglesia, trabajo, salud, amigos, familia: son talentos. Y si no haces crecer eso que Dios te dio, serás reprobado por Dios, aunque seas una buena persona. Para Dios, ‘buen siervo y fiel’ es aquel que hace crecer lo que él le dio.

En la Biblia hay dos niveles en los que podemos movernos. En primer lugar, está el crecimiento; y además del crecimiento está la multiplicación. ¿Por qué tenemos que crecer? Porque después de que hagas crecer tu talento y seas buen siervo y fiel, Dios te pondrá sobre mucho.

A los siervos que multiplicaron sus talentos, les dijo ‘En lo mucho te pondré’ porque hicieron crecer lo que les había entregado. Si no haces crecer lo que ya tienes, nunca entrarás en lo mucho. Por eso el amo se enojó con el siervo que le devolvió un talento, y lo llamó ‘siervo malo y negligente’. ¿Por qué se enojó? Porque su siervo perdió la oportunidad de entraren lo mucho.

Recuerda esto: el crecimiento depende en gran medida de ti, pero la multiplicación depende de Dios.

 

El Camino de la Unción.

Tú ya tienes la unción, pero ahora tienes que entrar en el camino de la unción. Porque si no andas en el camino de la unción, nunca llegarás a destino.

Algunos piensan que unción significa llorar, emo­cionarse y ya está; pero en ese momento sólo fuiste lleno. Ahora tienes que caminar por donde Dios te vaya guiando, porque él te llevará a la prosperidad y a la multiplicación en todas las áreas de tu vida.

Todas las cosas te serán multiplicadas en abundan­cia: salud, amistad, servicio, todo. Es hora de que los que crecieron entren en la multiplicación, y los que escondieron su talento, lo hagan crecer.

¡En la mente de Dios está que llegues al máximo nivel!

La Biblia dice que cuando Jesús llamó a Pedro le dijo que fuera mar adentro y arrojara la red. Pedro le contestó: ‘En toda la noche no hemos pescado nada. A pesar de eso, Pedro fue obediente y arrojó la red. ¡Y la red se rompía por la cantidad de peces!

¿Qué ocurrió? Jesús le mostró que él podía llevarlo a la multiplicación. En lo material, fue multiplicar peces. Pero Jesús también le enseñó que él podía hacer lo mismo en todas las áreas de su vida. Por eso Pedro fue el que después abrió el Pentecostés. Pedro entendió que Jesús lo llamaba a la abundancia.

Dios te llama a lo mismo: a la abundancia y a la multiplicación, porque es el sueño que Dios tiene para tu vida.

Si no haces crecer y multiplicar lo que Dios te dio, seguirás siendo un niño para Dios; pero cuando seas lleno del Espíritu Santo, saldrás del ocio y entrarás en los negocios de Dios, entrarás en la multiplicación. Cuando te involucrasen los negocios de Dios,empiezas a crecer y dejas de ser niño. Cuando hagas crecer lo que Dios te dio, él te llevará a la multiplicación.

Extracto del libro “Alcanzando el Éxito”

Por Bernardo Stamateas

Devocionales - Cristianos Biblia

Acerca de Devocional

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>