LOS PRINCIPIOS DEL REINO

No hay nada tan poderoso como un concepto, y nada más peligroso que un concepto erróneo”

El mensaje de La Biblia es acerca de un Rey, un Reino y su descenden­cia real. Cada persona entre los casi siete mil millones que habitan el planeta Tierra está buscando el Reino de Dios. Este es su objetivo final. Cada religión y actividad de la humanidad es un intento por hallar el Reino. Es la perla más valiosa de todas las perlas, y el único tesoro que so­brepasa todos los otros tesoros en la vida. El Reino es vida en sí mismo. Por lo tanto, es imperativo, crucial y necesario que todos comprendamos los conceptos de los reinos con el fin de poder apreciar mejor las buenas nuevas traídas a la Tierra por nuestro Señor y Creador.

Todos los verdaderos reinos contienen las mismas características y componentes. A continuación hay algunos conceptos y principios de los reinos. Usted debería conocerlos y familiarizarse con ellos. Estúdielos y aplíquelos al mensaje del Reino de Dios enseñado por el Rey mismo, Je­sucristo, para poder entender mejor su propósito, potencial, poder y po­sición en la vida.

1. El Principio del rey del reino: los reyes son el componente central de todo reino y corporizan su esencia. El rey es la fuente principal de autori­dad en el reino, y mediante su autoridad se establece el reino. La sobera­nía del rey es inherente a su autoridad real. Aquí hay algunas cualidades singulares de un rey:

  • Un rey nunca llega al poder por votación;
  • La autoridad de un rey es por derecho de nacimiento;
  • Un rey no puede ser destituido del poder por votación;
  • La palabra del rey es ley en su territorio;
  • Un rey posee personalmente todo lo que se halla en su dominio;
  • El decreto de un rey es inmutable;
  • El rey elige quién será ciudadano de su reino;
  • El rey encarna el gobierno de su reino;
  • La presencia del rey es la presencia de su completa autoridad real;
  • El rey mide su riqueza por la riqueza de su propiedad;
  • El hogar del rey expresa su naturaleza;
  • El nombre del rey es la esencia de su poder.

“Por eso el reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar cuen­tas con sus siervos”(Mateo 18:23)

“El reino de los cielos es como un rey que prepara un banquete de bodas para su hijo” (Mateo 22:2)

“-¡Así que eres rey! -le dijo Pilato.-Eres tú quien dice que soy rey. Para esto nací, y para esto vine al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que está de parte de la verdad escucha mi voz”(Juan 18:37)

“Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, al único Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén”(1 Timoteo 1:17)

“Le harán la guerra al Cordero, pero el Cordero los vencerá, porque es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con él son sus llamados, sus escogidos y sus fieles”(Apocalipsis 17:14)

2. El Principio del señorío del reino: todos los reinos verdaderos deben tener la propiedad o el dominio sobre el cual ejercer su gobierno. Por lo tanto, todos los reyes verdaderos son propietarios legítimos de toda propiedad, territorio o dominio. Otra palabra para referirse a dueño es “señor”. Todos los reyes verdaderos son automáticamente señores. Los reyes poseen todo lo que está dentro de su dominio. Ellos gobiernan o disponen sobre cualquier cosa que esté en su propiedad o dominio. Tie­nen absoluta autoridad y control sobre su propiedad. La riqueza de los reyes se mide por la riqueza de su territorio. Los reyes pueden dar su propiedad a quienes ellos quieran.

“Del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan; porque él la afirmó sobre los mares, la estableció sobre los ríos”(Salmo 24:1-2)

Extracto del libro Redescubriendo el Reino

Por Myles Munroe

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre