7. El Principio de la ciudadanía del reino: la ciudadanía en un reino no es un derecho sino un privilegio y está a disposición del rey mismo. Los ciudadanos son elegidos por el rey y son los beneficiarios de sus placeres y promesas.

“En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo. Él transformará nuestro cuerpo miserable para que sea como su cuerpo glorioso, mediante el poder con que somete a sí mismo todas las cosas”(Filipenses 3:20-21)

“-Mi reino no es de este mundo -contestó Jesús-. Si lo fuera, mis propios guardias pelearían para impedir que los judíos me arrestaran. Pero mi reino no es de este mundo”(Juan 18:36)

“-Ustedes son de aquí abajo -continuó Jesús-; yo soy de allá arriba. Ustedes son de este mundo; yo no soy de este mundo”(Juan 8:23)

“Ellos no son del mundo, como tampoco lo soy yo”(Juan 17:16)

8. El Principio del privilegio real del reino: los privilegios reales de un reino son los beneficios que el rey les otorga a sus ciudadanos. Ellos fun­cionan como un aval para que guarden su buena posición ante el rey.

“Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el ma­ñana, el cual tendrá sus propios afanes”(Mateo 6:33-34)

“Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús”(Filipenses 4:19)

9. El Principio del código de ética del reino: este es el estándar o la norma de conducta establecida por el rey para el comportamiento y las relaciones sociales de sus ciudadanos. También es la expectativa del rey respecto de los valores y normas morales que los ciudadanos deben seguir. El código de ética se convierte en el fundamento de la cultura del reino y se manifiesta en el estilo de vida de sus ciudadanos.

“¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios”(1 Corintios 6:9-11)

10. El Principio de la mancomunidad del reino: todos los reinos funcio­nan bajo el principio de una mancomunidad. Ella es el compromi­so del rey de ver que todos sus ciudadanos tengan igual acceso a las riquezas y los recursos del reino. Esto es importante para el rey, ya que la calidad de vida de los ciudadanos de un reino refleja la gloria y reputación del rey. Cuando la riqueza de los ciudadanos es exce­lente, entonces la reputación del rey entre otros reyes es honorable. Los reinos proveen para las necesidades de sus ciudadanos; y el rey está personalmente comprometido e involucrado en la riqueza de sus ciudadanos.

“Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué bebe­remos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas”(Mateo 6:31-33)

“El Señor es sol y escudo; Dios nos concede honor y gloria. El Señor brinda generosamente su bondad a los que se conducen sin tacha”(Salmo 84:11)

11. El Principio de la cultura del reino: es el estilo de vida y la forma de vivir de sus ciudadanos manifestada en su lenguaje, vestimenta, hábitos ores, moral, sentido de dignidad y concepto personal.

“No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del malig­no. Ellos no son del mundo, como tampoco lo soy yo. Santifícalos en la verdad; tu palabra es la verdad. Como tú me enviaste al mundo, yo los envío también al mundo. Y por ellos me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad”(Juan 17:15-19)

Extracto del libro Redescubriendo el Reino

Por Myles Munroe

Lee Comprendamos los Conceptos del Reino 2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre