Estudios Cristianos – Reconocimiento de la Debilidad Predominante en Aquellos en Quienes Has Elegido Confiar 2

 

Continuemos.

4. Puedes Amar a la Gente sin Confiar en Ellos. Tengo amigos a quienes amo mucho y cuya compañía disfruto. Se ríen fácilmente. Se interesan profundamente por mi vida. Pero he aprendido a no confiar en ellos con información, porque no son discretos.

No confío en ellos con mis finanzas, porque no tienen la integridad de pagar sus propias deudas. Cuando estoy en su compañía, disfruto de su risa, su clima de calma y diversión. Pero mi amor por ellos no requiere de mi confianza en ellos.

5. Algunas Personas son Confiables, Pero no Agradables. Tendrás personas en tu vida que harán exactamente lo que dicen. Ellos no te destruirán. No dañarán tu vida. Pero no comparten tus metas y tus sueños. Tus éxitos activan su competencia, no su admiración por ti.

6. Discierne Dónde Satanás ha Engañado Previamente a Aquellos a Quien Amas. Un amigo tuvo un problema de drogas. Lo había dominado. Él viajaba por todos lados. Así que vino y pasó algún tiempo apoyándome en mi ministerio. Yo estaba horrorizado cuando descubrí que muchas veces al estar trabajando para mí, continuó tomando drogas. El saber que todavía era su debilidad me hubiese preparado más para la experiencia impactante con la que posteriormente me encontré.

7. Las Debilidades de Otros a Menudo Florecen en la Presencia de Ciertos Amigos. Conoce a esos amigos. Conócelos cuando se acompañan uno del otro a fiestas, de vacaciones y en salidas rutinarias.

8. Alguien en Quien tu Confías Siempre Confía en Alguien más en Quien tú no Confías. He experimentado confidencias quebrantadas más a menudo de lo que gustaría recordar. La amistad aparente, la trampa de la familiaridad, y el clima de fatiga han destruido muchas amistades.

 

Ocho Sugerencias Importantes Cuando Reconoces la Debilidad Predominante de Aquellos que Amas.

1. No Permitas que tu Imaginación o la Naturaleza Sospechosa Magnifique sus Debilidades Más de lo que Realmente son. Las conversaciones y los chismes muy fácilmente pueden convertirse en pequeñas chispas o en grandes incendios forestales. Los celos, la envidia y los espíritus mentirosos han destruido muchos hogares.

Un espíritu mentiroso se revela a sí mismo cuando tú consistentemente te encuentras mirando y buscando que el otro falle. Satanás torna algo pequeño en algo grande dentro de tu mente.

2. Intercede con Dios por esa Persona. Jesús oró por Pedro y los resultados llegaron. La oración funciona. Pídele al Espíritu Santo que té de las palabras que se dirigirán adecuadamente al problema.

3. Habla Directamente con la Persona Sobre su Debilidad. Si la confiesa, has creado un compañero de oración y un posible amigo. Si se rebelan los has expuesto como a necios. Solo Dios puede cambiarles de ahora en adelante.

4. Insiste con Ellos en Oración En Cuanto a su Debilidad. Sin el Espíritu Santo, cada uno de nosotros fallará de todas maneras. Invita a Dios a involucrarse.

5. Encuentra Los Testimonios de los Vencedores Que Han Desafiado esa Misma Debilidad en Sus Vidas. Compra un libro o comparte el testimonio con tu amigo.

6. Mantén la Confidencialidad de su Debilidad para Siempre Entre Tu y Dios. Es la gloria de un rey “sellar un asunto”.

La discreción es honorable.

La confidencialidad finalmente será recompensada.

El silencio le provee a Dios una forma de intervenir y hacer cambios.

7. Evalúa Tus Propias Debilidades Personales Durante esta Época y Permite que la Humildad se Produzca por Ello. Cuando discernimos las debilidades de otros, es un tiempo apropiado para identificar las debilidades dentro de nosotros. Cree que Dios sembrará misericordia hacia ti como tú siembras misericordia hacia otros.

Las sospechas infundadas se convierten en un punto de entrada para los espíritus mentirosos. Rechaza la tentación de magnificar o hacer crecer una ofensa o un miedo escondido. “Así que, el que piensa que está firme, mire que no caiga” (1º Corintios 10:12).

8. Depende de Dios Para Involucrarte. “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar” (1º Corintios 10:13).

“Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos”  (Romanos 15:1).

“Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo” (Gálatas 6:1-2).

El Reconocimiento de la Debilidad Dominante en Aquellos que Amas reducirá expectativas y soplará longevidad y lealtad en la amistad.

Extracto del libro “La Ley del Reconocimiento”

Por Mike Murdock

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre