Inicio / Estudios Biblicos / Estudios Bíblicos – RECONOCIMIENTO DE UN VARÓN DE DIOS 3

Estudios Bíblicos – RECONOCIMIENTO DE UN VARÓN DE DIOS 3

Estudios Cristianos – Reconocimiento de un Varón de Dios 3

 

Continuemos.

7. Tu Agenda Personal Puede Cegarte Para Ver a un Hombre de Dios.

Años atrás llevé a cabo una Conferencia Mundial de Sabiduría. Nancy Harmon, una querida amiga, me dijo que un ministro amigo mío se había sentido guiado para levantar una ofrenda para mi ministerio. Yo ignoré el pedido, porque ya había recibido la ofrenda de acuerdo con lo programado. No quise romper el ritmo y mis planes para la conferencia. Otro ministro se me acercó y repitió lo que Nancy había dicho. Le expliqué que mi programa y los planes ya habían sido fijados.

Finalmente, el varón de Dios mismo se me acercó, llorando. “Realmente me siento guiado por el Espíritu para levantar una ofrenda para su ministerio, Mike”. Dijo. Aunque con mucha resistencia, estuve de acuerdo. En quince minutos, la gente salió de sus asientos para depositar sus Semillas. Más de U$S100.000 en efectivo y en promesas de fe fueron donados. Me detuve en el costado del auditorio silenciosamente. Ni siquiera una vez sentí yo a Dios en el proceso. Fue impactante para mí. Como anfitrión de la conferencia, me sentía responsable por escuchar la voz de Dios sobre todo lo que ocurría. Pero Dios les habló a otros sin confirmarlo en mi propio espíritu.

Aprendí algo vital aquel día.

Es Importante Reconocer a un Varón de Dios aun Cuando no Escuches la Voz de Dios Personalmente.

Una ilustración fascinante está en 1 Reyes 17. Cuando la viuda recibió la instrucción del profeta, no hay mención de que Dios confirmara esa indicación en el corazón de ella. De hecho, ocurrió lo opuesto. La Biblia simplemente dice, “Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías”. No fue el Espíritu Santo ni su voz interior. Ella simplemente reconoció a un varón de Dios y obedeció su instrucción explícitamente. El milagro vino. Nunca más le faltó.

 

8. La Familiaridad a Menudo te Ciega Para Ver a los Varones y las Mujeres de Dios.

Los pastores experimentan el tormento de esto. Porque su pueblo los ve en situaciones cotidianas, su humanidad se hace notoria rápidamente. Por desgracia, sus debilidades a menudo se convierten en el enfoque de su gente. La familiaridad se convierte en una trampa devastadora. Aun así, otro ministro puede subir al púlpito predicando el mismo e idéntico mensaje y la gente responde grandemente. Lo malo de la familiaridad, aún no se ha manifestado. Mi padre a menudo invitaba evangelistas que venían y predicaban el mismo mensaje que él predicaba. Aún la gente diría, “¡Wow!

¡Nunca escuchamos ningún mensaje sobre esto!” Los miembros de la junta que se oponen a cada plan y visión de su líder pagarán mucho por su rebelión. Las esposas de los varones de Dios que fracasan en discernirla unción en sus propios esposos perderán grandes beneficios y bendiciones si la familiaridad las ciega. Los hijos de los predicadores que no pueden diferenciar entre su papá y “el varón de Dios” pueden rebelarse y enfrentar las consecuencias de su error.

 

Cuatro Sugerencias Solo Para Ministros

1. Condúcete Como un Varón o Mujer de Dios… En Todo Tiempo.

No permitas que la cómoda atmósfera de un café rompa tu enfoque en la gloria, la grandeza y la pureza de nuestro Dios. No permitas que los chistes y las bromas de otros remuevan la atmósfera santa a tu alrededor.

 

2. Nunca Cuentes Chistes Fuera de Lugar ni te Rías con Aquellos que lo Hacen.

Después de la reunión una noche, fui a cenar fuera con un famoso hombre de Dios y su equipo ministerial. Alguien le pidió a uno de los ministros que contara un chiste específico. El respondió, “No creo que Mike disfrutaría de esa clase de chiste.” Los otros me miraron expectantes. Supusieron que yo diría, “¡Seguro! Somos todos hombres aquí, lo entenderé.” Miré al ministro y le dije tranquilamente, “Únicamente quiero escuchar cualquier cosa que aumente mi pasión por Jesús.” La mesa se volvió una tumba. Finalmente la conversación se dirigió en otra dirección. Mantén alto tu estándar… no importa quién esté presente.

 

3. Recuerda que Tienes dos Naturalezas. La que Decidas Alimentar Crecerá más Fuerte.

El campo de golf no debería ser el lugar donde tus debilidades se alimenten, donde el pecado sea animado y el santo vivir sea olvidado.

 

4. Examina Continuamente la Madurez de Aquellos que se Encuentran a Tu Alrededor. David se comportó “sabiamente” ante su pueblo: No quiere decir que tenía dos caras. Pero él reconocía el comportamiento que otros interpretarían adecuadamente.

Cada conversación envía un mensaje.

Cada chiste envía, un mensaje.

El reconocimiento de un Varón y una Mujer de Dios es vital para tu éxito completo. Cuando Dios quiere bendecirte, El programará a un hombre de Dios en tu vida. Es tu responsabilidad discernirlos, respetarlos y seguir sus instrucciones (2 Crónicas 20:20).

La incredulidad te destruye (Isaías 7:9).

El reconocimiento de un varón de Dios engendrará milagros instantáneos, cambios dramáticos y prevendrá mil tragedias en tu vida.

Extracto del libro “La Ley del Reconocimiento”

Por Mike Murdock

Acerca de Edgardo Tosoni

Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org, www.desafiojoven.com y www.alientodiario.org, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>