Evangelismo – La Justificación Nos Libra de la Iniquidad 2

 

Continuemos.

Si bien la gracia es el regalo inmerecido de Dios, y la salvación no requiere que nosotros hagamos OBRA alguna para poder ser salvos; Sí es un requisito irremplazable que se entre por medio de la CRUZ.

La cruz no es una opción más, es LA PUERTA ESTRECHA, que conduce a la salvación. Y es ahí donde el alma ARREPENTIDA entrega su vida, con el firme propósito de empezar una vida nueva, dejando atrás la práctica del pecado. Esto es, la forma mundana, y pecami­nosa con que se había conducido en el pasado.

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que conduce a la perdición, y muchos son los que por ella entran; Porque estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan” (Mateo 7:13-14).

 

2. ¿Qué es Invocar el Nombre del Señor?

Invocar el nombre de Jesús es algo poderosísimo pero que implica una acción de nuestra parte. Invocar significa “llamar adentro”. Esto es llamar al Espíritu del Dios viviente que venga a nosotros y se una a nuestro espíritu. Este paso indispensable para nuestra salvación requiere que sea hecho en el orden de Dios ya que constituye el fundamento de nuestra fe.

“Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo ESTE SELLO: Conoce el Señor a los que son suyos; y: apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo” (2 Timoteo 2:19).

Este punto, me parece esencial por lo que le pido que abra su corazón para entender en forma profunda una verdad tratada con demasiada liviandad por una gran parte de la iglesia de hoy. Lo primero que tenemos que entender es que para que el Espíritu de Dios venga sobre nosotros es elemental tomar la decisión de alejarse de iniquidad. Y una vez que él desciende a nuestra vida, tenemos que asirnos de él para mantenernos en santidad.

Todos quieren ser sellados por el Espíritu de la promesa, pero el sello se establece al invocar en forma verídica el nombre de Cristo. Esto no sucede con una sencilla oración llena de ignorancia. Sino en un acto de plena convicción, en el cual con todo mi corazón decido cambiar mis caminos, para alejarme de iniquidad y vivir en justicia.

“Porque con el corazón se cree PARA JUSTICIA y con la boca se confiesa para salvación” (Romanos 10:10).

 

3. Hay Que Creer Con el Corazón, no Con la Mente.

Este creer con el corazón implica la firme determinación de caminar en la justicia que proviene de Dios y tomar de Su gracia todo el poder que necesitamos para conformarnos a esa justicia.

No es un “yo creo en Dios” y hago lo que se me pegue la gana, porque al fin Dios me considera justo. El apóstol Santiago se refiere a esta forma de creer, como una fe ineficaz, ya que no va acompañada de las obras de la fe. Él dice: “Tú crees que Dios es uno; Bien haces. También los demonios creen y tiemblan ¿Mas quieres saber hombre vano, que la fe sin obras está muerta?” (Santiago 2:19-20).

Es en el corazón donde se encuentra el sistema de creencia en nuestro ser. El corazón es el único que tiene la fuerza interna para determinar el cambio de una dirección en nuestra vida. La mente reflexiona y acepta pero carece del poder para romper estructuras de comportamiento. Las decisiones determinantes en una vida solo se pueden tomar con el corazón, o serán tan solo fantasía, o hipocresía.

Watchman Nee, el famoso teólogo de principios del siglo pasado escribió, en su libro “El Hombre Espiritual”: “Todo lo que pertenece al hombre natural, como por ejemplo el yo del creyente, debe pasar por la muerte de la cruz. Si esto es solo una idea o un concepto, tal vez la mente lo acepte, pero si es algo que deba ponerse en práctica, la mente inmediatamente lo rechazará.” (tomo 2 pg. 314)

Entrar por la puerta de la cruz, humillarse, obedecer, renunciar a los placeres y rudimentos del mundo, solo el corazón puede determinar este tipo de decisión.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “La Iniquidad”

De Ana Méndez Ferrel

Lee La Justificación Nos Libra de la Iniquidad 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre