Familia – CONSEJOS PARA PADRES

0

SUGERENCIAS PARA NUESTRA PATERNIDAD

1. Concéntrese en los puntos fuertes de su hijo. Cuando su hijo trae a casa un examen, háblele primero sobre lo que hizo bien. Luego háblele de lo que puede mejorar. Elogie específicamente sus puntos fuertes. No sólo critique las cosas que estén mal hechas.

2. Haga cumplir las consecuencias de la mala conducta. A veces los padres cuando están enojados dicen ciertas cosas que no ayudan a limitar esas conductas a largo plazo. Usted tal vez diga, “Te quedas sin televisión por un mes por lo que hiciste.” Pero tanto usted como su hijo saben que después de uno o dos días la TV volverá a estar encendida. Decida qué consecuencias son justas y luego hágalas cumplir.

3. Pregúntele a sus hijos cómo se sienten. Cuando usted les pregunta cómo se sienten, el mensaje que le está dando es que sus sentimientos son importantes y que a usted le interesan.

4. Encuentre maneras de permanecer calmo cuando usted se enoja. Es normal enojarse o irritarse a veces. Aprenda a reconocer las situaciones que le hacen perder los estribos y haga algo antes de perder el control. Pruebe de respirar hondo por un momento. Piense en establecer un “área tranquila” donde uno puede ir cuando está alterado. O simplemente usted puede dejar de hablar y salir del cuarto por un rato. Siéntense en familia y hablen acerca de qué puede hacer cada uno para mantenerse calmo.

5. Evite humillar o burlarse de su hijo. Eso puede hacer a los niños sentirse mal acerca de ellos mismos. Puede llevarlos a no tener confianza en sí mismos, y eso a su vez puede traerles problemas en su desempeño escolar, causarles enfermedades y problemas para llevarse bien con los amigos. Las críticas injustas y el sarcasmo también hacen daño a la confianza que une a los hijos con sus padres. Preste atención a cómo les habla. Deles lugar para cometer errores a medida que aprenden cómo hacer cosas nuevas.

6. Esté dispuesto a pedir disculpas. Los padres necesitan poder pedir disculpas a sus hijos si lo que dijeron no era lo que querían decir. Explíqueles con calma lo que usted de veras quiso decir. Al hacer esto usted les da un buen ejemplo. Les está mostrando lo importante que es pedir disculpas después de haber herido a alguien. Les está enseñando que es posible tratar de resolver problemas manteniendo el respeto por el otro.

7. Deles a sus hijos la oportunidad de escoger y respete sus deseos. Cuando los hijos tienen ocasión de elegir algo, aprenden a resolver problemas. Si usted escoge por ellos, nunca aprenderán esta habilidad tan importante. Darles a los hijos maneras para expresar sus preferencias y tomar decisiones les muestra que sus ideas y sus sentimientos tienen importancia.

8. Hágales preguntas que les ayuden a resolver solos sus problemas. Cuando un padre escucha que su hijo tiene un problema, es tentador meterse y tratar de resolverlo. Pero eso puede dañar la habilidad del niño de encontrar soluciones por su propia cuenta. Una manera de ayudarlos es hacerles preguntas útiles. Por ejemplo, “¿Qué te parece que podrías hacer en esta situación?” y “Si escoges una solución en particular, ¿qué consecuencias tendrá tu decisión?”

9. Lean juntos libros, historias y cuentos. Leer en voz alta es una manera de compartir algo agradable y aprender juntos acerca de otras personas. Por ejemplo, las historias o los cuentos pueden ser una manera de explorar cómo se maneja la gente con problemas comunes como hacerse de nuevos amigos o perder un amigo, o manejar conflictos.

10. Aliéntelos a compartir y ayudar. Hay muchas maneras de hacer esto. Usted y su hijo pueden preparar juntos la comida en un refugio para personas sin hogar o ir a una caminata o juntar fondos para alguna causa. Pueden ayudar a vecinos ancianos o a familias necesitadas. Eso les enseña a los hijos que pueden tener impacto positivo en la vida de otras personas.

DEJA UNA RESPUESTA