Familias Cristianas – Cuando un Padre Reconoce a su Hijo 1

 

Pasaje clave: Éxodo 2:10.

 

El Poder de la Validación.

Cuentan las Escrituras en Éxodo 2 que hubo un levita quien tomó por esposa a una mujer de su propia tribu, la mujer quedó embarazada y tuvo un hijo. Al verlo tan hermoso lo escondió durante tres meses. Cuando ya no pudo seguir ocultándolo, preparo una cesta de papiro y poniendo en ella al niño, fue a dejarla entre los juncos que había a la orilla del Nilo; pero la hermana del niño se quedó a cierta distancia para ver qué pasaría con él. Mientras tanto, la hija de Faraón que estaba bañándose en el río, vio la cesta entre los juncos y ordenó a una de sus esclavas que fuera por ella.

Cuando abrió la cesta y vio que un niño lloraba, le tuvo compasión, pero aclaró que se trataba de un niño hebreo. La hermana del niño, preguntó entonces a la hija de Faraón: “¿Quiere usted que vaya y llame a una nodriza hebrea para que críe al niño por usted?” La hija de Faraón respondió: “Ve a llamarla”. La muchacha fue y trajo a la madre del niño, a quien la hija de Faraón dijo: “Llévate al niño y críalo, yo te pagaré por hacerlo”.

Fue así como la madre del niño se lo llevó y lo crió. Tiempo después, cuando el niño ya había crecido, se lo llevó a la hija de Faraón y ella lo adoptó como hijo suyo poniéndole como nombre Moisés. Un día cuando Moisés ya era mayor de edad, fue a ver a sus hermanos hebreos y pudo observar sus penurias. De pronto vio que un egipcio golpeaba a uno de ellos y en un rapto de furia mató al egipcio, escon­diéndolo en la arena. Faraón se enteró de lo sucedido y causó temor en Moisés, pues Faraón trató de matarlo. Por esto Moisés huyó de Faraón y se fue a la tierra de Madián donde se quedó a vivir junto a un pozo.

El sacerdote de Madián tenía 7 hijas las cuales solían ir a sacar agua para llevar y darle de beber a las ovejas de su padre, pero los pastores cuando ellas llegaban las echaban. Un día Moisés intervino a favor de ellas, las puso a salvo de los pastores y dio de beber a sus ovejas. Cuando las muchachas llegaron a la casa de Rehuel, su padre, las jóvenes le contaron de cómo un egipcio las había defendi­do. “Invítenlo a comer”, dijo el padre. Moisés convino quedarse a vivir en la casa de aquél hombre, a quien le dio por esposa su hija Séfora con la que tuvo un hijo al cual le puso por nombre Gerson…

Luego de haber leído esta historia, me gustaría que en este momento corramos el telón y podamos meternos en la intimidad de un hombre que tuvo tres padres pero ninguno alcanzó a funcionar como uno verdadero. Quiero que corramos el telón y entremos juntos a ver el corazón de un hombre, ver lo que sucede cuando su padre no le reconoce y no lo valida. Investiguemos cómo Dios interviene en la vida de este gran hombre llamado Moisés y lo hace uno de los mejores líderes que la historia ha tenido en esta tierra.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Emociones Lastimadas”

Por Bernardo Stamateas

Lee Cuando un Padre Reconoce a su Hijo 2

Lee Cuando un Padre Reconoce a su Hijo 3

Lee Cuando un Padre Reconoce a su Hijo 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre