las-buenas-obrasFinanzas – Las Buenas Obras

 

Pasaje clave: “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra” (2 Corintios 9.8).

 

Dios provee lo suficiente para todas las cosas y, abundantemente, para las buenas obras.

Para las cosas, el Señor provee lo suficiente, para las buenas obras Él provee abundantemente.

Cuando te ocupás de las cosas, solamente tendrás lo suficiente: “no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan”.

Cuando vos te ocupás de las buenas obras, se suelta sobre tu vida la abundancia de parte de Dios.

Cuando utilizás tu tiempo y tu dinero en ocuparte de las cosas, tendrás lo suficiente, pero cuando lo hacés para las buenas obras, tendrás abundancia de ambos.

El ocuparte de las cosas te mantendrá siempre en el nivel de lo suficiente, pero el ocuparte de las buenas obras te colocará en el nivel de abundancia.

Prestale atención a la utilización de tu tiempo y tu dinero, y disponete a dedicar tu vida y tus recursos a las buenas obras, y no te quedes simplemente ocupándote de las cosas.

El camino para la abundancia son las buenas obras, es decir, ese proyecto, ese sueño, esa visión que Dios te dio, y no el resto de las cosas.

Yo bendigo tu vida para que puedas consagrarte a las buenas obras y, de esta manera, experimentes toda la abundancia que Dios tiene preparada para vos y tu familia.

Por Daniel González

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre