Inicio / Guerra Espiritual / Guerra Espiritual – G. Maldonado LA LIBERACIÓN 1

Guerra Espiritual – G. Maldonado LA LIBERACIÓN 1

Guerra Espiritual – La Liberación es el Pan de los Hijos 1

 

Una mujer cananea vino desesperada a pedir liberación   para   su   hija   que   estaba siendo atormentada por un demonio. Como era filistea, es decir gentil, no estaba incluida en el pacto de Dios dado a los hijos de Israel. Ella le salió al encuentro a Jesús como si fuese israelita y usó palabras y términos de pacto que a ella no le pertenecían, hablándole de esta manera: “Señor, hijo de David, ten misericordia de mí”. Pero Jesús no le respondió palabra alguna.

Los discípulos le pedían con insistencia que la despidiera, mas Jesús con mucha calma dijo dos cosas importantes: “No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel”. Él se estaba refiriendo al pueblo de Israel, que era el único que tenía pacto con Dios. Sólo los israelitas poseían los derechos legales junto con las bendiciones del pacto, tales como: salud, liberación, salvación, protección y provisión.

Lo segundo que Jesús dijo fue: “No está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos”. ¿A qué se estaba refiriendo Jesús? A que los únicos que tenían derecho a las bendiciones del pacto eran los hijos. ¿Qué es lo que buscaba esta mujer para su hija? Liberación. Esta mujer no gozaba de las bendiciones porque no era israelita. Los gentiles eran considerados “perros” en aquel tiempo. En otras palabras, Jesús sabía que los hijos de Abraham se sentaban a la mesa a comer de las bendiciones de Dios, mientras que a los gentiles no les era permitido acercarse.

«Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. Entonces una mujer cananea que había salido de aquella región comenzó a gritar y a decirle: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces, acercándose sus discípulos, le rogaron diciendo: Despídela, pues viene gritando detrás de nosotros. El, respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme! Respon­diendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perros. Ella dijo: Sí, Señor, pero aun los perros comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. Entonces, respondiendo Jesús, dijo: ¡Mujer, grande es tu fe! Hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora» (Mateo 15.21-28).

La mujer reconoce el privilegio y la prioridad de Israel, pero aun así, apela a la misericordia incon­dicional de Jesús para sanar a su hija poseída. Jesús le dijo: “no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos”. Esto quiere decir que la liberación primero es para los hijos y después para los de afuera (no creyentes).

En el plan de Dios, el evangelio debía ser presentado, primeramente, al pueblo del antiguo pacto, debido al llamado que éste había recibido. Agrupar a Israel debía preceder a preparar la reunión de los gentiles. La mujer arrebata las bendiciones de la futura Iglesia por fe. Y desde ese mismo instante, su hija queda totalmente sana.

Un tiempo después, Jesucristo pagó en la cruz del Calvario todo lo que no estaba incluido en ese pacto. Pagó para darnos todo lo que el hombre necesita. Él usó esta expresión: “consumado es”, que significa: “acabada está la obra”. Ahora, todo aquel que en Él crea, puede gozar de salvación, liberación, perdón de pecados, provisión divina, protección y vida eterna.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Sanidad Interior y Liberación”

Por Guillermo Maldonado

Lee La Liberación 2

Lee La Liberación 3

Lee La Liberación 4

Lee La Liberación 5

Lee La Liberación 6

Acerca de Edgardo Tosoni

Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org, www.desafiojoven.com y www.alientodiario.org, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>