Inicio / Guerra Espiritual / Guerra Espiritual – LA GUERRA ESPIRITUAL A NIVEL TERRESTRE 4

Guerra Espiritual – LA GUERRA ESPIRITUAL A NIVEL TERRESTRE 4

Guerra Espiritual – La Guerra Espiritual a Nivel Terrestre 4

 

Continuemos.

C. Visualización.

Esta práctica implica generar un cuadro mental de lo que se desea al­canzar, sea en forma directa o a través de símbolos y mantenerlo en el pensamiento como si ya se hubiera logrado. Aquí se invocan “amigos invisibles”, “guías”, “sabios”, “ángeles” y otros seres demoníacos.

 

D. Viajes Astrales.

Es un fenómeno en el cual la persona se siente separada de su cuerpo físico y viaja  a lugares distantes del planeta y a mundos desconocidos. Esta  práctica también recibe el nombre de “proyecciones astrales” o “exteriorizaciones”.

 

E. La Tabla Ouija o el Juego de la Copa.

La tabla ouija consiste en un tablero con letras del abecedario y otros signos. Los espíritus invocados responden a preguntas formando pala­bras con las letras y los signos del tablero. El juego de la copa es simi­lar. Aquí los participantes colocan sus dedos sobre una copa invertida y los espíritus invocados responden a las preguntas haciendo mover la copa hacia las letras y los signos.

 

F. Sectas o Religiones Orientales.

Cuando tratamos a alguien involucrado en estas prácticas, debemos preguntarle si participó en: meditación o concentración; hechizos e invocaciones;  trances o incorporaciones;  danzas rituales;  sexo ritual o ritos satánicos de iniciación, lectura o memorización de libros sobre el tema.

 

G. Música Satánica.

Existen numerosos discos compactos de este tipo de música en cuyas tapas se exhiben imágenes y símbolos satánicos: demonios, serpientes, signos del zodíaco, esqueletos, muertos, el número 666, dibujos de satanás o de machos cabríos. Conocemos personas que comenzaron a escuchar esta música esporádicamente, pero luego se convirtió en una obsesión que las llevó a la depresión, a las drogas y a la demonización.

 

H. Medicina de la Nueva Era.

Se la conoce erróneamente como “medicinal alternativa”. Decimos erróneamente porque esta “medicina” no guarda relación alguna con la práctica científica y carece de toda validez empírica. Simplemente pro­viene de tradiciones y de la sabiduría popular. Algunas de las terapias que aplica esta medicina son: yoga, reiki, imposición de manos, flores de Bach, parapsicología, talismanes, amuletos, radiestesia, destrabe de buenas ondas, limpieza de casas, cristales, control mental, entre otras.

 

I. Curanderismo.

Dentro  del  campo de la parapsicología, se le conoce  como curación paranormal, curación magnética, etc. Generalmente el curanderismo es una práctica heredada dentro de una familia. Sus técnicas abarcan la oración, la invocación de dioses, la medicina mágica, la invocación de antepasados, la absorción y transmisión de energía a través de las manos.

Durante la ministración, es importante preguntarle a la persona si alguna vez visito a un curandero, ya sea para consulta o para acom­pañar a alguien. (Gálatas 5:19-25).

 

5. Demonización.

Los demonios pueden entrar en la vida de una persona. Esto no quiere decir que si alguien presenta algunos de los síntomas descritos a continuación  está endemoniado. De todas formas, debemos ser cuidadosos y prestar atención.

Los síntomas de demonización más frecuentes son:

Nerviosismo, irritabilidad, dolores de cabeza (sin causa); insomnio, hipersomnia,  temores pánico;  llanto constante,  desmayo y convulsiones; pensamientos suicidas, cambios de voz, bostezos; tentación compulsiva.

Deseo compulsivo de maldecir a Dios, a Jesús o al Espíritu Santo; imposibilidad de leer la Biblia o adorar a Dios;  aversión a toda practica espiritual (oración, etc.); dudas  sobre la salvación o la existencial del Dios; difi­cultad para desprenderse de amuletos; incursión en el ocultismo.

Levitación; transfiguración del rostro; fuerza inadecuada para la edad y el físico; todo tipo de adivinación; estigmas que aparecen y desaparecen; rui­dos y golpes; convulsiones arrítmicas; náuseas; frío glacial; calores inten­sos; palpitaciones repentinas; brillo inusual en los ojos.

Dolores intensos del estómago o en la nuca; sentir algo metido en el cuerpo; cantar o hablar sin parar; súplicas del espíritu inmundo de no echarlo; ganas de salir corriendo; personalidad múltiple; ataques de pánico.

 

A. ¿Cuáles son sus Características?

Tienen Inteligencia.

Lucas 11:24 señala “volveré a mi casa de donde salí”. Ellos pueden entrar y salir, hacer planes y actuar a nivel estratégico.

 

Toman Decisiones.

En Lucas 11:25 vemos que ven la casa “barrida y adornada” y pue­den evaluar a sus posibles víctimas.

 

Hablan.

Por ejemplo en Gadara vemos como los espíritus hablan con Jesús (Mt. 8:28-34). Dice que en los últimos tiempos muchos “escucharan” a demonios (1 Ti. 4:1).

 

Tienen Fuerza.

El de Mr.5:9 dice que se llamaba “legión” y que en Lc.11:26 puede buscar otros peores que él. Algunos de estos son los “jefes” de las colonias de espíritus.

Mt. 12:29. El hombre fuerte es el espíritu jefe de la colonia. Sabe­mos que los demonios se agrupan jerárquicamente. Muchas veces cuando ministramos a una persona que posee espíritus inmundos, debemos primero atar al espíritu jefe u hombre fuerte ya que es quien controla la horda demoníaca.

El hombre fuerte puede estar dentro de la persona a quien ministra­mos o pude estar territorialmente gobernando, en determinada ciu­dad o familia.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “6 Niveles de Guerra Espiritual”

Por Bernardo Stamateas

 Lee La Guerra Espiritual a Nivel Terrestre 5

Lee La Guerra Espiritual a Nivel Terrestre 6

Lee La Guerra Espiritual a Nivel Terrestre 7

Lee La Guerra Espiritual a Nivel Terrestre 8

Acerca de Edgardo Tosoni

Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org, www.desafiojoven.com y www.alientodiario.org, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>