Hombres – 12 CONSEJOS PARA AMAR A TU ESPOSA

0

¿Sabías que hay mandamientos en la Biblia para los esposos? Los esposos tienen la responsabilidad de amar y honrar a sus esposas. Ama a tu esposa incondicionalmente: cuando esté despeinada, de mal humor, si ha aumentado unos pocos (o muchos) kilos, si está enferma o tiene problemas de depresión (¡busca la ayuda apropiada!). Tienes que ser su apoyo. ¿Te gustaría ser un esposo que ama a su esposa así como Cristo amó a la Iglesia?

A continuación te daremos algunos consejos para hacerlo.

1. Ama a tu esposa así como Cristo amó a la Iglesia (Efesios 5:25).
Arriesga tu vida para ayudar o salvar a tu esposa. El amor de Cristo por la Iglesia es ilimitado, nada lo detiene. Él dio su vida por la Iglesia, antes de que lo amara. Su amor no depende de tu amor por Él. Bajo la autoridad de Dios, ama a tu esposa como un servicio, como si le dieras tu vida a Dios. Amar a tu esposa debe ser tu principal ministerio como esposo.

2. Ama a tu esposa de la misma manera en que amas tu cuerpo y tu vida (Efesios 5:28-33).
Tú cuidas tu cuerpo diariamente para estar lo mejor alimentado y saludable posible. Rápidamente cubres cualquier necesidad o deseo. Todo deseo sexual como esposo debe ser cumplido por tu esposa. De la misma manera, cuida las necesidades y el bienestar de tu esposa. Siente su dolor y enfermedad y regocíjate en su salud como si fuera tu propia vida.

Un esposo debe ver los deseos sexuales de su esposa y hacer un gran esfuerzo para cubrir esas necesidades también. Básicamente, su necesidad o deseo, ya sea financiero, físico, emocional o espiritual en su relación debe recibir tu esfuerzo absoluto. Solo de esta manera podrás amarla y proveerla así como lo haces contigo mismo.

3. Sé considerado en tu diario vivir con ella, con respeto (1 Pedro 3:7).
¡La Biblia dice que si nosotros desatendemos este mandamiento, nuestras oraciones tendrán estorbo! Para ser considerado, ¡renuncia a cualquier hábito irritante! Cuando ella tenga que levantar cosas pesadas, ¡hazlo tú! Si necesita tiempo, ¡tú puedes cuidar de la familia! Ayuda a tu esposa con todas tus energías, muéstrale tu amor con toda consideración.

4. No seas cruel con tu esposa (Colosenses 3:19).
Las mujeres son mucho más sensibles que los hombres, así que ten presente que las respuestas crueles, las miradas de enojo, los tonos de voz enojados y la impaciencia la afectarán profundamente. Regocíjate en el hecho de que ella es una dama y no es como tú. Recuerda que es un regalo precioso que Dios te ha dado.

5. El cuerpo del esposo no le pertenece solo a él sino también a su esposa (1 Corintios 7:3-5).
Satisface a tu esposa físicamente. No la prives de lo que necesita. El placer sexual es algo que se da, no se fuerza ni se toma. Pregúntale cuáles son sus necesidades, tanto dentro como fuera de la alcoba.

6. Regocíjate en tu esposa toda tu vida (Proverbios 5:18-19).
Deja que su cuerpo te satisfaga. Déjate seducir por ella. Ningún hombre debe mirar a otras mujeres cuando tienen una esposa a quien admirar a diario. Un hombre debe estar completamente satisfecho con el cuerpo de su mujer. Sin importar la talla o forma, si el hombre quiere y le pide ayuda a Dios, puede realmente encontrar que el cuerpo de su esposa es el más atractivo en el mundo. Este es el verdadero espíritu de dejarse seducir por la esposa. Ella se sentirá sexy, atractiva y sobre todo, como una dama.

Por Dante Gebel

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre