Hombres Cristianos – La Belleza de tu Esposa 2

 

Continuemos.

Pero déjame recordarte que las mujeres son muy dife­rentes de los hombres. Hay un libro muy popular cuyo título su­giere que los hombres y las mujeres proceden de diferentes plane­tas. Creo que esta es una declaración demasiado modesta. En reali­dad los hombres y las mujeres proceden de diferentes galaxias. Es por eso que de ningún modo una mujer podrá ser como un hom­bre y seguir siendo mujer. Así que, aunque no puedas entender cabalmente la importancia de orar por la belleza de tu esposa, tendrás que creerme en cuanto a esto. Sé de lo que estoy hablando, así que por favor, escúchame con detenimiento. Cómo se siente tu esposa respecto a sí misma, a la postre es tan importante para tu fe­licidad como lo es para la de ella.

Aunque no seas responsable de la imagen que tu esposa tiene de sí misma y que trajo al matrimonio, sí puedes contribuir de for­ma positiva o negativa, a la imagen que ella puede desarrollar. Tus palabras tienen más poder para sacar a relucir la belleza de tu esposa, de lo que jamás soñaste.

Cierto día mi amiga Terry andaba de compras con su esposo en una tienda por departamentos, cuando ella le preguntó: «¿Quieres algo de lo que aquí hay?», su esposo Michael se viró hacia ella y le dijo: «Tú eres lo único que quiero de este lugar».

¿Quién dudaría que estas palabras la hicieron sentirse hermo­sa? Esta es la clase de palabras a las que me refiero.

Si a tu esposa la desvalorizaron y cuando joven sus padres, sus hermanos o sus compañeros la hicieron sentir que carecía de todo atractivo, es posible que ahora ella no se atribuya ningún valor o belleza. Aunque otras personas le digan lo contrario, solo dos per­sonas lograrán que ella crea que es hermosa: Dios y tú. Pero ni si­quiera tú podrás convencerla de que es hermosa, si Dios no le ha­bla primero. No importa lo mucho que un hombre le diga a una mujer cuán hermosa y valiosa es, si no lo cree en su interior, nunca será suficiente. Es aquí donde tus oraciones lograrán toda la diferen­cia. Tus oraciones la liberarán de las mentiras del pasado y le permi­tirán escuchar la voz de Dios susurrando la verdad en su corazón.

Tus oraciones también la ayudarán a encontrar el equilibrio entre la arrogancia y la autoflagelación. Y cada mujer debe encon­trar tal equilibrio para tener una imagen saludable de sí misma. Nadie desea estar con una persona que constantemente se censura por carecer de todo atractivo. Y nadie puede tolerar a una mujer tan engreída que se crea ser más bella que nadie.

Aunque la mayoría de las mujeres no caen en ninguno de estos dos extremos, son muchas las mujeres que no se consideran ser tan atractivas como son en realidad. Esto es debido a que constante­mente las mujeres reciben una avalancha de imágenes sobre lo que el mundo considera ser una mujer atractiva. Si no tiene cierta talla, con ciertas medidas y cierto tipo de cabello, ojos, labios, piel, le hacen creer que no es atractiva. Ora para que tu esposa sea libre de la tiranía del espíritu de este mundo y enfoque sus ojos en la belleza del Señor. Su reflejo la hará ser más hermosa que ninguna otra cosa.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “El Poder del Esposo Que Ora”

Por Stormie Omartian

Lee La Belleza de tu Esposa 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre