Hombres – LOS TEMORES DE TU ESPOSA 1

Hombres – LOS TEMORES DE TU ESPOSA 1

0

Hombres Cristianos – Los Temores de tu Esposa 1

 

Cualquiera que haya visto las noticias en el televisor o haya leí­do el periódico matutino, sabe que en este mundo hay mu­chas cosas de las cuales estar atemorizado. Hasta el hombre (o la mujer) más fuerte, piadoso y lleno de fe le teme a algo en algún momento de su vida. La mujeres se sienten especialmente vulne­rables y tienen su lista especial de «y qué si»., que tienen que ver con amenazas a su seguridad personal y la de su familia. «¿Y qué si alguien entra a robar en nuestra casa?» «¿Y qué si no tenemos sufi­ciente dinero para pagar la hipoteca de la casa?» «¿Y qué si mi es­poso muere o sufre alguna lesión?» «¿Y qué si algo malo le sucede a mis hijos?» «¿Y qué si me enfermo y no puedo cuidar de mi fa­milia?» Todas estas son preocupaciones reales y muy legítimas. Pero cuando el temor a causa de las mismas se apodera, atormenta y domina la vida de una mujer, puede llegar a convertirse en un espíritu de temor que es paralizante.

Podemos darle ocasión a un espíritu de temor cuando hemos experimentado algo traumático o aterrador. O si hemos sido testi­gos de algo así. Ya sea que lo admitamos o no, nos hace dudar de que verdaderamente Dios está en control y nos protegerá. Cuan­do el poder y la presencia del temor tiene más peso que nuestra seguridad en el poder y la presencia de Dios, un espíritu de temor nos puede atormentar.

Lo opuesto al temor es la fe, algo que todos necesitamos usar más en nuestras vidas. Pero trascender de un estado de temor ha­cia la fe, es mucho más difícil de lograr si el temor se ha convertido en un agente controlador. Es por eso que una persona vencida por el temor necesita oración. Y la oración de un esposo por su esposa para que esta se libere del temor, es poderosa. Tus oraciones por tu esposa la pueden ayudar a reconocer que el temor no proviene de Dios (2 Timoteo 1:7), y que el perfecto amor de Dios echa fuera de su alma todo temor (1 Juan 4:18). Tus oraciones también po­drán ayudarla a tener una fe lo suficientemente fuerte como para creer que Dios la ama, que está en control de su vida y que no la dejará ni la desamparará.

Además de estar sobrecargada por los temores del peligro fí­sico y la falta de provisión para ella y las personas que ama, una mujer también puede sufrir por temor al ser humano. Son pocas las mujeres a quienes no les importa lo que nadie piense de ellas, sus hijos, su hogar, su trabajo, su apariencia, su esposo o sus habili­dades. Una cierta cantidad de cuidado es algo normal, pero cuan­do la preocupación por lo que otras personas estén pensando afec­ta negativamente el comportamiento de una mujer, esto se con­vierte en el temor al ser humano. Este temor hará que tu esposa se esmere sobremanera por ser perfecta, o que se sienta tan intimida­da que tenga miedo de hacer algo por temor a equivocarse. Tus oraciones la pueden ayudar a guiarse por el temor de Dios y no por el temor del ser humano.

Aunque no parezca ser un temor descontrolado, las cosas con las que la mujer más lucha, como la comida, el peso, las relaciones, su autoestima, las apariencias, finanzas, culpa o la duda, por lo ge­neral tienen su raíz en el temor a algo (Mateo 26:41). Si tu esposa tiene algo que considere ser una lucha constante, una debilidad de la carne, o una tentación en su vida, entonces necesita que ores con ella para que Dios le dé las fuerzas para resistir y ser libre.

¿Conoces cuál es la lucha más grande de tu esposa? ¿Estás consciente de sus temores más profundos? Tal vez ya tienes una buena idea, pero si no estás absolutamente seguro, pregúntaselo. Dile: «Dime cuáles son las cosas con las que luchas o que más te­mes en la vida, porque quiero orar por ti al respecto». Quizás te sorprenda su respuesta. Muchos de nosotros tenemos temores profundos que nunca le contamos a nadie. Hace varios años le hice esta misma pregunta a mi esposo y me dijo que tenía temor de no ser un buen padre. Su respuesta me sorprendió mucho, porque nunca había manifestado el más mínimo indicio de que esta fuera una de sus preocupaciones. Su temor me llevó a orar específica­mente por la relación con sus hijos.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “El Poder del Esposo Que Ora”

Por Stormie Omartian

Lee Los Temores de tu Esposa 2

Lee Los Temores de tu Esposa 3

NO HAY COMENTARIOS

Deja un Comentário