Jovenes Cristianos – ESTOY DEPRIMIDO 6

0

nuevo-3Devocional – Estoy Deprimido 6

 

Pasaje clave: Isaías 61:1

 

Te contamos algunas razones por las cuales te deprimís para que aprendás a entender qué es lo que te sucede y por qué.

1. Por los CAMBIOS de tu cuerpo.

2. Por aspectos relacionados con el SEXO y la SEXUALIDAD.

3. Por estar en el MEDIO.

4. Por PECADOS no confesados.

5. Por exceso de CANSANCIO.

6. Por SITUACIONES inesperadas.

Situaciones inesperadas pueden ser:

  • Ser tratado injustamente.
  • Un examen mal rendido.
  • La muerte de alguien querido.
  • Algún accidente o enfermedad.
  • Una prohibición de tus padres que te separa de la iglesia.
  • La separación de tus padres.

Cuando te suceden algunas de estas cosa (u otras) reaccionás ante la pérdida con depresión. Y éste estado puede durar mucho o poco según la actitud que tomés ante él.

Jesús NO vino a decirnos que no vamos a tener problemas. El nunca nos dijo: “Entregáte a mí y todos tus problemas se van a solucionar”. ¡NO! Su buena noticia, su excelente mensaje es éste: El Señor te ama y El es el que permite sufrimientos y situaciones difíciles en tu vida. ¿Sabés para qué?:

  • Para QUEBRANTAR tu orgullo, tu egoísmo, tus indiferencias.
  • Para SANTIFICARTE, y que no te sigás enredando con el pecado y con el mundo.
  • Para FORMARTE a la imagen de Jesús y poder experimentar todo el poder de su vida en tu interior.

TODO, absolutamente todo, lo que te sucede es permitido por Dios (aun las cosas más tristes), para QUEBRANTARTE, SANTIFICARTE y FORMARTE a la imagen de su Hijo. Para hacer de tu vida algo excelente.

Nos sana saber y creer que Dios esta por encima de los problemas. Y que ese Señor Todopoderoso que reina es nuestro Papá, que nos ama y que prepara todas las cosas para nuestro bien.

Por ejemplo: El Señor no aprueba las injusticias que puedas recibir (de padres, amigos, etc.), pero las usa para quebrantarte, para hacerte como Él quiere, para formarte a la imagen de Jesús. (Llegará un día en que Él juzgará a quienes te maltratan, si bien esto no significa que permitas que te hagan cualquier cosas. Podés y tenés que defenderte, pero no tomar el juicio y la venganza por tus propias manos).

Mira la siguiente lista (y faltan muchos más) de personas que fueron derribadas pero no abatidas.

  • JOSE. (Génesis 37, 39 y 40).
  • ANA. (1º Samuel 1:1 al 18).
  • DAVID. (Salmo 40).
  • JOB. (Job 1 a 3).
  • JEREMIAS. (Jer. 26, 38:1 al 13).
  • AMIGOS de Daniel. (Daniel 3).
  • DANIEL. (Daniel 6).
  • JESUS. (Mateo 26 al 28).
  • ESTEBAN. (Hechos 7).
  • JACOBO y PEDRO. (Hch. 12:1-17)
  • PABLO. (Hch. 16:16 al 40,  2º Co. 11:23-33)

Todos ellos sufrieron, tuvieron problemas, muchos recibieron un trato muy injusto, otros no se merecían lo que les toco vivir. Algunos fueron asesinados por seguir a Jesucristo; otros separados de sus familias. Ellos experimentaron el dolor, el rechazo, la indiferencia. Fueron agredidos verbal y físicamente. Muchos estuvieron solos en medio de locos incrédulos e irrespetuosos. Fueron derribados, pero en su interior, en su espíritu, ellos estaban firmes en la fe. Fuertes, seguros y confiados de que la presencia del Dios Todopoderoso estaba con ellos. Sabían que nunca estarían solos. Nunca serían perdedores.

Si estás deprimido por otras cosas, ¡comunicáte! con tus líderes o con alguien que pueda comprenderte y ayudarte a entender. ¡Y aferráte al Señor para no seguir caído!

Extracto del libro: “Verdades Que Sanan”. (Editorial Logos).

Por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre