pastries_20Devocional – Ofrendas “Vegetarianas”

 

Pasaje clave: Números 15.

 

Ofrendas vegetales.

Eran ofrendas que acompañaban a las ofrendas principales y su propósito era hacer subir hasta la presencia de Dios un perfume agradable (vs.13).

Si prestaste atención se las llama vegetales porque la harina, el aceite y el vino utilizados en ellas son productos derivados de ¡vegetales!

Ofrendas de aroma agradable. Olor grato que sube delante de Dios y que tanto el nativo como el extranjero podían ofrecer.

Ofrécele a Dios tu mejor ofrenda: tu vida en santidad y obediencia. Tu vida en confianza y fe. Es el mejor perfume delante de Dios.

La ofrenda de pan.

¿Qué era y cuándo se ofrecía? (15:17 al 21).

Jesús dijo que Él era el pan de vida y que todo aquel que comiera de él nunca más volvería a tener hambre y que comer de Él sería obtener la vida eterna.

¿Comiste de Jesús? En otras palabras, ¿lo invitaste a tu vida? Y si ya lo hiciste ¿estás en comunión con Él? ¿Vives de acuerdo a su voluntad? ¿Lo tienes presente en tus decisiones? ¿Te importa Jesús?

Ofrenda por los pecados de ignorancia.

Sí, los pecados de ignorancia (“por yerro con ignorancia”) también eran tenidos en cuenta. Aunque fueran por ignorancia igualmente eran pecados.

¿Qué ofrendas tenían que presentar si era la congregación la que pecaba por ignorancia? (15:24 al 26).

En cambio, ¿qué sucedía con aquel que pecaba a propósito? (15:30-31).

La expresión “ser cortada de en medio de su pueblo” no significa que agarraban a la persona pecadora a cuchillazos y la cortaban en pedacitos ¡no! No la mataban de esa manera. La sacaban fuera del campamento y la mataban a piedrazos. Esa persona entonces fue “cortada”, o sea, dejó de pertenecer al pueblo.

Fíjate que en ambos casos, (pecado por ignorancia y pecado a propósito), lo que se juzga es la intención. Ambos son pecados, pero uno fue sin intención y la misericordia de Dios le dio una segunda oportunidad, mientras que el otro en cambio fue hecho con toda la mala intención y el juicio de Dios cayó sobre él.

Extracto del libro: “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Números/Deuteronomio”

Por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre