3D_Art_-_Our_worldEstudios Bíblicos para Adolescentes – Relacionándome con Dios 1

 

Dios es ALGUIEN.

Él no es una fuerza, una energía, un ente, una conciencia universal. Y tampoco está en todas las cosas como enseña el panteísmo. Dios es ALGUIEN, y es mucho más que el Creador Todopoderoso, es nuestro PAPÁ celestial.

Investiga por ti mismo y descubre en los siguientes pasajes bíblicos por qué decimos que Dios es ALGUIEN y no algo:

1. Génesis 1:1.  ____________________________________________

2. Génesis 14:18-19.  _______________________________________

3. Génesis 17:1, 18:14. ______________________________________

4. Génesis 21:33.  __________________________________________

5. Éxodo 20:5. ____________________________________________

6. Deuteronomio 3:22. ______________________________________

7. Deuteronomio 7:9. _______________________________________

8. Deuteronomio 10:17. _____________________________________

9. Salmo 7:9, 11. ___________________________________________

10. Salmo 18:46, 27:9. ______________________________________

11. Salmo 86:15. ___________________________________________

12. Salmo 95:3. ____________________________________________

13. Isaías 40:28. ___________________________________________

14. Isaías 41:13. ____________________________________________

15. Isaías 44:8. _____________________________________________

16. Romanos 11:22. __________________________________________

17. Romanos 16:20. __________________________________________

18. 2º Corintios 1:3. __________________________________________
 
19. 1º Tesal. 1:9. _____________________________________________

20. 2º Tesal. 1:2, 2:16. _________________________________________

 

Ahora sabes que Dios no es algo. No es una idea religiosa, ni alguna energía cósmica. Dios es ALGUIEN. Él siente, ama, se goza, disfruta, escucha, alienta, tiene paciencia, soporta, perdona, tiene todo el poder y más… mucho más.
Y como Dios es ALGUIEN tú y yo podemos aprender a tener una relación personal con Él. Podemos aprender a conocerlo más íntimamente.  Pero tal vez te preguntes:

“¿Para qué necesito relacionarme con Dios y conocerlo más íntimamente?”

Bueno… para varias cosas. Por ejemplo…
 
Para sentirte amado y validado por Él…
Para aprender a confiar en Dios en cualquier situación…
Para descubrir sus proyectos para tu vida…
Para entender que Él te quiere tal como eres…
Para conocer cuáles son las mejores cosas para tu vida…
Para aprender a diferenciar lo bueno de lo malo…
Para saber qué hacer con tus pecados y culpas…
Para enterarte que eres alguien muy especial para Él…
Para no vivir toda tu vida lleno de mentiras…
Para “desahogarte” de tus dramas en alguien que sí te entiende…
Para no sentirte solo nunca más…
Para que Él te revele sus propósitos y voluntad para tu vida

Y para muchísimas otras cosas más que irás descubriendo en la medida en que crezca tu relación con Él.

Recuerda: Él es tu Papá, te ama y quiere relacionarse contigo.

(CONTINÚA…)

Por Edgardo Tosoni

3 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre