Jovenes Cristianos – TODOS LOS DIAS

8

almanaqueDevocional – Todos los Días

 

Pasaje clave: Deuteronomio 11.

 

Moisés continúa dándole palabras a la nueva generación. Los alienta, les advierte, les enseña…

¿Qué tenían que aprender a hacer “todos los días”? (11:1, 18 al 21, 32).

Tener comunión con Dios cada día, ¡todos los días!, no tiene por qué ser un plomazo. Por el contrario, puede llegar a ser la experiencia más transformadora de tu vida. No es algo que se pueda explicar mucho porque tienes que experimentarlo y vivirlo por ti mismo.

Te podría llenar la cabeza diciéndote lo bueno que es tener una relación personal con Jesús cada día. Te podría dar un montón de razones inteligentes y hacerte leer un toco de versículos bíblicos. Podría hablarte de las bendiciones que te estás perdiendo o de los dramas que podrías llegar a enfrentar con una nueva actitud, si buscaras de Dios “todos los días”, o cómo tu corazón seria sanado de tantas heridas…

Pero para serte sincero, perderíamos el tiempo. ¿Sabes por qué? Porque tienes que descubrirlo, vivirlo y aprender a disfrutarlo por ti mismo. Así de simple.

Piénsalo.

Elige en tu corazón tener comunión con Él todos los días. Elige amarlo más que a cualquier otra cosa o persona. Elige meter dentro de tu mente y de tu corazón sus palabras. Elige la bendición. Transforma tu tiempo de comunión con Dios en el mejor momento del día: Ora, canta, adora, agradece, pide, suplica, llora, desahógate en Él de tus presiones. Creé, lee la Palabra, desafíate a ti mismo a obedecerla. Atrévete a ser diferente. Atrévete a vivir En Cristo.

Extracto del libro: “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Números/Deuteronomio”

Por Edgardo Tosoni

8 Comentarios

  1. huaaaaau!!!esto acaba de dar un gran impacto en mii viida y es cierto aves3es custa pero la verdad el resultado es increible es asombroso lo he experimentado cuesta pero ay grandes resultados…,

  2. EDGARDO ESTA ES UNA GRAN VERDAD ES UN DELEITE ENTRAR EN LA PRESENCIA DE DIOS Y ASI COMO EN OCASIONES GASTAMOS TIEMPO CON NUESTROS AMIGOS Y PASAMOS HORAS PLATICANDO CON ELLOS TAMBIEN LO DEBEMOS HACER CON DIOS, Y AGRADECERLE AUN POR EL SIMPLE HECHO DE ESCUCHARNOS SIN NOSOTROS MERECERLO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre