Continuemos.

9. Una Vez Conectados, Avance.

Si desea influir a otros, y movilizarlos en la dirección correcta, debe conectarse con ellos más que tratar de llevárselos a otra parte. Intentarlo antes de conectarse es un error común de los líderes inexperimentados. Tratar de mover a otros antes de pasar por el proceso de la conexión puede llevar a la desconfianza, la resistencia, y las relaciones tensas. Recuerde siempre que tiene que entregarse antes de tratar de viajar con otro. Como observara alguien en una ocasión: «El liderazgo es cultivar hoy en las personas, una disposición futura por parte suya para seguirlo a algo nuevo por causa de algo grande». La conexión crea esa disposición.

Un reto para cualquier influyente es conectarse con personas de otra cultura. Jim ha tenido mucha experiencia en este aspecto ya que trabaja con personas en veintiséis países. Trabajar con aquellos de la antigua cortina de hierro controlada por la Unión Soviética le resultó particularmente interesante:

Al inicio, cuando comenzamos a trabajar con la gente al oriente de Europa, fue una experiencia realmente singular. Teníamos poca experiencia con su cultura y sus valores, y notamos que las cosas que aceptábamos en los negocios cotidianos les resultaban extrañas a aquellos que soportaron cincuenta años de dominio comunista.

La mayoría de las personas en los Estados Unidos fueron criadas bajo valores éticos y morales judeocristianos. Muchas veces suponemos eso, junto con los beneficios de la libre empresa y el capitalismo. Sin embargo, nuestros nuevos amigos en países como Polonia, Hungría, y la República Checa, estaban acostumbrados a sobrevivir en un mundo corrupto de gobierno opresivo, propaganda oficial, y poca o ninguna enseñanza ética, tal y como se nos enseña. Su medio ambiente los llevó a creer que el éxito solo llega a los que esquivan las reglas, a los que logran «robarle al ladrón». Observamos que muchos abrigaban una mentalidad que los llevaba a creer que el éxito había que alcanzarlo sin importar el costo y notamos cierto orgullo en cuán astutamente podían violar las reglas.

Creímos que era importante mostrarles a estas maravillosas personas que el verdadero éxito solo es posible cuando uno se comporta con ética y se afirma en los principios de la integridad y la confianza. Parecía un gran trabajo, pero las personas eran inteligentes, y trabajamos con algunos grandes profesionales jóvenes que estaban hambrientos de aprender los secretos del éxito verdadero.

Comenzamos el proceso haciendo todo lo posible por conectarnos con ellos. En cierta medida, ese fue uno de nuestros principales retos como personas influyentes. Pero pudimos encontrar unos cuantos individuos importantes, y nos unimos a ellos como amigos y mentores. Comenzamos a navegar con ellos a través de este nuevo paradigma de vida ética y negocios basados en principios. Invertimos mucho tiempo conociéndolos mejor y conectándonos en esta digna jornada. Nuestra meta era darles herramientas para impactar positivamente a los habitantes de su país.

Continuamos en este viaje. Pero indiferentemente de que trabajemos con gente al oriente de Europa, en China continental, u otra parte del mundo, reconocemos que las personas, en esencia, son las mismas. Todos desean tener éxito y ser felices, y están ansiosos por aprender de aquellos que les llevan la delantera. Pero no pueden impactar positivamente a otras personas hasta que se conecten en persona con ellas. Solo entonces usted podrá tomarlos y realmente efectuar un cambio.

La influencia significa relacionarse con las personas, criarles, y luego soltarles para que se reproduzcan en la vida de otros. Conectarse es un paso fundamental en ese proceso. Pero antes de que puedan llegar al nivel más alto y reproducir su influencia en otros, deben dar otro paso: Hay que fortalecerlos. Y ese es el tema del próximo capítulo.

Puntos Para Verificar la Influencia.

•Evalúe su conexión actual. ¿Cuán fuerte es su vinculación con las personas principales cuyas vidas influye? ¿Conoce la clave vital de cada persona? ¿Ha establecido un terreno común? ¿Les unen las experiencias comunes? Si su conexión no es tan fuerte como pudiera, recuerde que su función es iniciarla. Programe tiempo durante la semana venidera para tomar café, comer juntos, o simplemente conversar con cada persona.

•Conéctese a un nivel más profundo. Si nunca ha invertido algún tiempo significativo con las principales personas en un contexto informal, programe tiempo para hacerlo durante el mes venidero. Planifique un retiro o una escapada de fin de semana, e incluya a sus cónyuges. O llévelos a un seminario o a una conferencia. Lo más importante es darse oportunidades para conectarse a un nivel más profundo y participar en experiencias comunes.

•Comunique su visión. Una vez que se conecte bien con su gente, exprese sus esperanzas y sueños. Dele un vistazo a su futuro común, e invítelos a unírsele en el viaje.

Extracto del libro “Seamos Personas de Influencia”

Por John C. Maxwell

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre