Liderazgo – LA LEY DEL RESPETO

0

Por naturaleza, la gente sigue a líderes que son más fuertes que ellos mismos

EJEMPLO: DEBORA

TEXTO: JUECES 4:4-16

Débora es un ejemplo clásico de la ley del respeto porque tan pocas mujeres recibieron posiciones de liderazgo durante su tiempo. Los hombres no seguían naturalmente a las mujeres. Sin embargo, ella demandó el respeto tanto de hombres como de mujeres debido a sus dones de liderazgo. Aún Barac, el general de las tribus del norte de Israel, buscó su ayuda cuando ella lo desafió a atacar a Canaán. De hecho, él aceptó el desafío con la condición de que ella se le uniría. Aunque la necesidad de Barac por una mujer ensombrecería cualquier honor que merecería si derrotaba a Canaán aún así él deseó que ella estuviera a su lado. Juntos ellos derrotaron al enemigo. En Jueces 5:7 Débora es descrita como una “madre” para el pueblo de Israel. Ella combinó tanto el cuidado como el valor que le ganó el respeto de todos. Claramente, Débora ilustró la ley del respeto, ella fue el líder más fuerte de su tiempo. Aun los otros líderes reconocidos en Israel la siguieron.

OBSERVACIONES SOBRE ESTA LEY …

Débora hizo que esta ley funcionara para ella porque proveyó …

 Relación con sus seguidores. (Jueces 4:6-8)

Débora llamó a Barac a su lado y personalmente lo nombró para trabajar con ella. También entabló una relación con Barac, quien la necesitó en el tiempo de batalla. Ella no meramente lo envió a la guerra, sino que fue con él.

“Ella dijo: Iré contigo…”

 Dirección para sus seguidores. (Jueces 4:6,7)

Débora no le dijo simplemente a Barac que fuera a pelear, sino que preparó un plan de batalla para el ataque. Junto con la comisión, ella estableció cuándo y dónde la batalla debía ocurrir y quién debía librarla.

“Y ella envió llamar a Barac … y le dijo: ¿No te ha mandado Jehová Dios de Israel, diciendo:Vé, junta a tu gente en el monte de Tabor … y yo traeré hacia ti al arroyo de Cisón a Sísara, capitán del ejército de Jabín …y lo entregaré en tus manos?”

 para con sus seguidores. (Jueces 4:8-10)

Sensibilidad Débora era muy sensible para con aquellos en quienes estaba invirtiendo. Ella comprendía sus necesidades. Cuando Barac le dijo que necesitaba estar dispuesto a implementar el plan se lo preparó. Ella no simplemente estableció las metas, sino que respondió a lo que otros necesitaban para alcanzarlas.

“Barac le respondió: Si tú fueres conmigo, yo iré; pero si no fueres conmigo, no iré … Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes.”

Respeto por sus seguidores. (Jueces 4:14)

Débora mostró primero respeto por aquellos bajo su autoridad. El respeto siempre tiene dos vías. En el día de la batalla, ella dijo confiadamente: “Este es el día en que Jehová ha entregado a Sísara en tus manos”. Dió crédito e infundió confianza a aquellos que trabajaban para ella.

“Entonces Débora dijo a Barac: Levántate, porque este es el día en que Jehová ha entregado a Sísara en tus manos. ¿No ha salido Jehová delante de ti?”

Recursos para sus seguidores. (Jueces 4:6,7)

Debora proveyó las herramientas para el trabajo que estaba llamando a otros a realizar. Inmediatamente después de pedir a Barac que dirigiera el ataque, rápidamente agregó que le estaba dando 10.000 tropas de dos de las tribus de Israel. Barac tenía todos los recursos que necesitaba para ganar.

“… Y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón … y (Dios) lo entregaré (Sísera) en tus manos.”

 Determinación para con sus seguidores. (Jueces 4:9, 14)

Débora era valiente y estaba convencida en cuanto al llamado de Dios sobre sus vidas. Una manera en que ganó el respeto fue por hablar francamente con Barac y explicarle la verdad. Fue ella quien le dijo que él compartiría el honor si utilizaba su ayuda en la batalla.

“Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara.”

LA LEY EN LAS ESCRITURAS …

“…y que procuréis tener tranquilidad …a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada” (1 Tesalonicenses 4:11,12)

“Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” ( Josué 24:15)

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre