Mujeres – AMOR INTELIGENTE 1

0

Lo primero que Dios nos da cuando nos acercamos a El, es riqueza afectiva.

El que fue pobre económicamente y rico afectivamente, logró prosperar pero el que fue económicamente rico y pobre en lo afectivo perdió todo.

Muchas mujeres gastan todo lo que tienen para hacerse más lindas pero como no se aceptan internamente siguen viéndose feas; se les debe revelar que Dios las ama tal como son.

2. Dios pondrá en tus manos todo lo perdido.

Jesús la bendice por segunda vez: “ Vete en paz . “ Te devolveré todo lo que perdiste, recuperarás la fe y caminarás en abundancia sin culpa, condenación, ni opresión de nadie.”

Disfrutarás todo porque la paz de Dios estará siempre en tu vida, la aceptación interior se logra por fe y cuando se revela la riqueza afectiva nunca más la perderás.

La mujer usó dos sentidos: “si toco el manto seré sana” y “lo vio”. Habló fe primero.

Que tus palabras no sean de crítica, ni chismes sino de fe porque todo lo que digas será para tu bendición.

La mujer se dijo: “Si toco el manto seré sana”. Lo declaró y se vio sana. Una mujer que dice fe y se ve bendecida recibe sanidad, prosperidad y paz del Señor.

Jesús la sanó en dos fases,

1º La tocó, o sea la sanó físicamente y aceptó emocionalmente.

2º Le dio prosperidad y paz en el corazón.

Lo hizo en dos fases para que nunca se olvide que Dios es “de segundas oportunidades”.

El justo se cae peor vuelve a levantarse. Muchas personas recibieron un toque de fe pero recibirán un segundo toque, porque en el encuentro con el Señor siempre hay una nueva oportunidad.

Tal vez hay mujeres que gastaron años buscando aceptación, amor pero hoy el Padre las toca y se le revelará Su amor y todo lo que perdieron volverá a su mano.

Por Alejandra Stamateas

Lee Mujeres – AMOR INTELIGENTE 2

DEJA UNA RESPUESTA