Mujeres Cristianas – El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 3

 

Continuemos.

Muchos de nosotros estamos preocupados de la manifestación exterior del hombre o de la mujer, cuando deberíamos estarnos enfocando en el hombre-espíritu. Por ejemplo, algunas gentes dicen: “Yo no creo en las mujeres predicadoras”. Sin embargo, ellos fallan al no darse cuenta de que existe un hombre dentro de la mujer. Si a ti no te gustan las mujeres predicadoras, entonces, sólo cierra tus ojos y escucha, porque hay un hombre dentro de ellas. Permite que el hombre que existe dentro de ella te predique. Dios trata con el ser interior (Efesios 3:16). Pablo dijo en Gálatas 3:28 que en el Cuerpo de Cristo no hay hombre ni mujer, ni esclavos o amos. Cuando Dios trata con la gente, Él trata con su espíritu.

Génesis 5:1-2. ¿A quién llamó Dios hombre? A los dos, al varón y a la mujer. Por lo tanto, sería incorrecto que tú me llamaras a mí “hombre”, y a mi mujer “no-hombre”. Ambos de nosotros somos hombre. Dios se está refiriendo al espíritu que vive dentro.

Dios trata con el hombre interior de cada uno de nosotros porque “Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad” (Juan 4:24). Nosotros adoramos a Dios con nuestro espíritu y no con nuestro género. Esto significa, que si tú eres un hombre, delante de Dios, tu espíritu no depende de tu esposa. Si tú eres una mujer, delante de Dios, tu espíritu no depende de tu marido.

Muchos hombres parecen tener esta impresión. Ellos llevan a sus mujeres y las dejan en la iglesia, porque sus mujeres les van a cubrir, mientras que ellos van a hacer otras actividades. “Ella es la espiritual de la casa”, piensan ellos. “Ella va a orar por los niños, y ella va a orar por mí. Yo sólo voy a ir a jugar béisbol”. Pero el hombre que está dentro del varón y el hombre que está dentro de la mujer son cada uno responsables delante de Dios.

Muchas mujeres también mal entienden esta verdad. Ellas parecen estar esperando que sus esposos se conviertan en cristianos antes de que ellas adoren a Dios. Si a sus esposos no les importa nada acerca de Dios, ese hecho no tiene nada que ver con su propia adoración de Él. Una mujer tiene espíritu; ella es un ser espiritual responsable. Aun si el esposo de una mujer quiere vivir de una manera malvada y ser abominación a Dios, ella tiene que adorar al Señor de todas maneras. Dios no le va a decir a ella: “Bueno, dado que tu esposo no me adora, está bien que tú no lo hagas tampoco”.

La Biblia dice que cada persona debe responder por sí mismo delante de Dios (Romanos 14:10). Dios va a tratar con nosotros de Espíritu a espíritu. Por lo tanto, espiritualmente, a Dios no le importa si tú eres hombre o mujer. Él está preocupado con el hombre-espíritu. Tu relación con Dios no depende de si eres hombre o mujer. Tú debes acercarte a Dios por medio de tu espíritu.

La presencia del hombre-espíritu dentro de nosotros, es la razón por la cual la Biblia dice que todos los hombres pecaron, en lugar de decir que “los hombres y las mujeres pecaron” (Romanos 5:12). La palabra “hombres” en este versículo, está traducida de la palabra griega antropos, queriendo significar seres humanos. Con la excepción de Cristo Jesús, cada ser espiritual humano desde Adán en adelante ha pecado, ya sea hombre o mujer.

¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué, cuando una esposa se vuelve cristiana, Dios no siempre salva a su marido al mismo tiempo? La razón es que él es un ser espiritual diferente, varón y mujer. Dios dice que las esposas creyentes santifican a sus esposos incrédulos, lo cual significa que ellas los mantienen en un ambiente de protección, de tal manera que Dios pueda alcanzarlos (1º Corintios 7:13-14). Sin embargo, estos esposos todavía tienen que acudir a Dios por su propia cuenta.

Así que la persona que vive dentro de ti, tu verdadero ser, es el hombre-espíritu. No importa lo que cualquiera diga, tú eres responsable por tu relación con Dios.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder de la Mujer”

Por Myles Munroe

Lee El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 4

Lee El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 5

Lee El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 6

Lee El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 7

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre