Como primer paso, pasa tiempo a solas. Según el diccionario hay dos dimensiones del estar a solas: El ocio y la actividad solitaria.

A. El ocio. El ocio puede durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos. Representa una retirada completa de todas las preocupaciones de todos los días. Haz lo que nunca hiciste antes. Puedes salir a un parque y caminar, tirarte en una lona y mirar las nubes, tomar sol, o dedicarte a mirar la lluvia. ¿Cuánto hace que no le das descanso a tu mente? Tu cerebro, igual que tú, necesita y se merece descansares un derecho.

B. La actividad solitaria. Es el tiempo que pasas enfrascada en tu propio proyecto, en aquello que puedes hacer por ti misma y que no necesita a nadie más que a ti. Estar a solas contigo misma no es una actividad peligrosa; puedes cocinar, leer, escuchar música o simplemente irte a ver una película, sentarte a tomar un café, ¿por qué no hacerlo? ¡Te tienes a ti misma, y eso es poderoso! El estar a solas contigo misma te ayudará a ver tus problemas con mayor claridad, y esto facilitará su solución. Es una oportunidad para tu fortalecimiento interior.

El estar contigo misma te ofrecerá la oportunidad de afrontar los rasgos de tu conducta que te hacen sentir sola. Separa un tiempo para ti, te pertenece, adminístralo y pasatiempo contigo misma. Vas a descubrir el mundo que hay dentro de ti y te va a fascinar conocerlo y ponerlo en funcionamiento.

Como segundo paso, realiza una evaluación constante de tus actos. Ocúpate de ti, fortalece tus emociones, libérate de la gente. Examina tus conductas, tus contestaciones, aprende a escucharte, rompe con los paradigmas aprendidos y mejora y cambia aquello que juega en contra de ti. No patees en contra, no boicotees tu éxito. Crea aquellas reglas que te favorecen y te acercan a tu sueño y, una vez que lo hagas, comprométete hasta el final y concrétalas, sé perseverante. Anímate a preguntarte:

  • «¿Experimento conflicto entre las viejas reglas y las nuevas expectativas?»
  • «¿Tengo un bajo nivel de amor propio, temo a la ira, o a los sentimientos de narcisismo o de impotencia?»

La mujer que se siente sola, dará un sí a ambas preguntas. Ten en cuenta que las viejas reglas son cómodas pero aislantes; las nuevas expectativas ofrecen grandes promesas, pero asustan.

VINO NUEVO EN MENTE NUEVA.

Por años, nuestra mente se ha llenado de principios y de creencias que pensamos que funcionaban, pero con el pasar de los años nos dimos cuenta de que esto no es así. Hoy más que nunca necesitamos entender que las cosas viejas pasaron y todo puede ser hecho nuevo. Sólo dependerá de que desees y pongas pasión en transformar tu vida. Hasta hoy hemos usado patrones de conducta que nos paralizaron y nos hicieron vivir como adormecidas, pero ya es hora de despertar y de que el mundo te conozca, no por ser la mujer de… sino por ser una mujer que merece ser llamada mujer.

Por todo esto, querida mujer, es necesario que quites de tu mente esos pensamientos que te limitan y que te hicieron pensar que cuanto más disponible estés para los demás, serás más querida y más valorada. Tus opiniones cuentan, y cuando estés mal o te sientas sola, tienes que quitar de tu mente todos los preconceptos que te hicieron pensar que debes estar siempre lista para los demás. Tu soledad y tu dolor sólo serán calmados cuando puedas poner límites a los otros y darte el lugar que te mereces.

Extracto del libro Estoy Casada Pero Me Siento Sola

Por Alejandra Stamateas

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre