Matrimonios Cristianos – Los Roles de la Mujer en el Matrimonio 1

 

Pasaje clave: Génesis 2:18.

 

Hay algunos problemas que se presentan en el ejercicio del rol femenino:

1. Inseguridad y dependencia. Son mujeres muy sumisas y “humildes” pero infelicidad e insatisfechas.

2. Tendencias feministas. Luchan contra el hombre por lograr la igualdad con ellos. Están movidas por el resentimiento, son agresivas y extremadamente competitivas con los hombres a quienes parecen ver como sus enemigos.

3. Masculinización femenina. (No hombruna ni lesbiana) se comporta, reacciona y habla de una manera que es más apropiada para un hombre que para una mujer. Compiten con el hombre en su propio terreno (profesionales, mujeres de negocio, etc.).

Una frase muy usada, pero equivocada es la siguiente: “Si él se comporta correctamente, yo cumpliré mis responsabilidades”. No.

Cada uno debe asumir sus roles y responsabilidades, independientemente de lo que decida hacer el otro. Yo debo hacer lo que sé que es correcto y dejar que mi pareja se haga cargo de sus propias responsabilidades.

“Independientemente de cómo vos actués, yo actuaré para el Señor asumiendo mis roles y responsabilidades”.

 

Clarificando los Roles Femeninos.

Hay dos roles principales que tiene la mujer:

1. Sujeción a su esposo (Ef. 5:22, 1º P.3:5).

La sujeción no es sometimiento, ni humillación, ni anulación de la propia voluntad y deseos, ni esclavitud a los caprichos del hombre.

La sujeción es una decisión voluntaria por amor de permanecer en un lugar de respeto y honra.

La mujer que reconoce y se sujeta a la autoridad de Dios, no tendrá ningún problema es sujetarse voluntariamente a su esposo como autoridad. Ella permitirá que su esposo la lidere.

La medida de la consagración de la mujer es su sujeción a su marido.

Cuando la mujer está sujeta:

Se libera de tensiones emocionales y físicas porque ya no tiene que gobernar. Ella complementa el gobierno. Es autoridad bajo autoridad.

Recibe cobertura espiritual contra el diablo (1º Co.11:10), aun cuando el marido sea inconverso.

Recibe la bendición de Dios a través del marido.

Cuando no hay sujeción, la mujer:

  • Sale detrás de sus propios objetivos.
  • Desvaloriza a su esposo en privado y en público.
  • Queda expuesta a cualquier tipo de influencia espiritual.

 

2. Es Idónea (Gn.2:18).

Es idónea porque potencia y realiza al hombre. Le ayuda al hombre a cumplir con sus roles. Y realza la figura de su esposo.

Además es responsable asociada de la vida familiar. Y es una valiosísima ayuda para su esposo, orientando y corrigiendo lo defectuoso.

Al ser idónea aporta sabiduría, discernimiento y capacidad.

Cuando no es idónea:

  • Compite con el marido.
  • Muestra falta de interés en las actividades de su esposo.
  • Prioriza su propia profesión o trabajo antes que la familia.

Proverbios 31 nos muestra otros características femeninas:

 

3. Genera Confianza (Prov. 31:10-11).

Es capaz de crear un ambiente de paz y confianza. Lo opuesto es la mujer provocadora de conflictos, peleadora, que produce un ambiente de incertidumbre, de tensión y de descontento permanente. 

 

4. Es Laboriosa (Prov. 31:13-15).

Se realiza en lo que hace. No vive el hogar como una carga penosa y lamentable, sino que tiende a superarse a sí misma, a desarrollar su creatividad, a auto-motivarse. Tiene metas y trabaja para alcanzarlas. Comprende que no es “la salvadora”, “ni es la víctima” que tiene que hacer todo por todos.

(CONTINÚA…)

Por Dr. Guillermo Donamaria

Adaptado por Edgardo Tosoni

Lee Los Roles de la Mujer en el Matrimonio 2

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre