¿Cómo estás administrando el sueño que hay en tu corazón?

¿Lo estás ignorando?

¿Lo has abandonado?

Tómate algún tiempo, en cambio, para avivar las llamas ¡Es tiempo de soñar de nuevo, aunque tardes el resto de tu vida!

Los sueños necesitan consejo, evaluación y ajustes en el camino.

Los sueños grandes no vienen pre-ensamblados. Vienen en un kit, como los Legos y debes comenzar con lo que tienes.

Si no eres fiel con lo que tienes, ¿por qué Dios debería darte lo que todavía no tienes?

Si quieres un buen negocio, te costará.

Si quieres una vida de carácter te costará.

Si tienes un sueño, te vendrá con un precio.

¿Cuál es el precio que pagas por capturar los sueños en tu vida?

El precio es tu disposición de edificar la profundidad del carácter que se requiere para sostener el peso de ese sueño.

Por Dante Gebel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre