TODO ESTÁ BIEN.

Todos pasamos por esos momentos…

Todos sufrimos la adversidad…

Todos sentimos el deseo de rendirnos y darnos la vuelta…

Pero cuando sabes quién eres, lo que tienes y lo que va a hacer, Dios siempre responde con la afirmación: “¡Todo está bien!”.

Cuando Noé miró por la ventana en busca de pruebas de vida, una paloma volvió con la evidencia. En esencia ella declaraba: “¡Todo está bien!”.

Cuando Moisés creyó que morirían de hambre en el desierto, el agua salió de una roca y el maná descendió del cielo. Era la manera en que Dios les decía: “¡Todo está bien!”.

Cuando el profeta temió por su vida y se escondió de Jezabel, Dios envió a los cuervos para alimentarlo haciéndole saber que: “¡Todo está bien!”.

Aquí hay una palabra para hoy.

No importa lo que te está haciendo frente, no importa con lo que estás luchando, no importa lo cansado que estés, no importa qué tan enfermo te sientas, no importa lo que el hombre dice, el infierno dice o tu mente dice, Dios tiene una palabra para vos hoy: “¡TODO ESTÁ BIEN!”.

“Y a aquel que es capaz de hacer mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros” (Efesios 3: 20-21).
#Vamossssssss

Por Patry Marino (@JOVENESSVIP)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre