El mismo Freud estaba maravillado por lo oculto y mantenía archivos acerca de sus propias experiencias y en más de una ocasión visitó a un psíquico junto con su asociado y quedó extasiado con la información personal que el psíquico obtuvo de él.

Pero él no deseaba que el psicoanálisis se involucrase en lo oculto para no quedar asociado junto con lo que era una ciencia muy cuestionada. En 1909 cuando se reunieron en Viena Freud y Jung hubo un incidente de psicoquinesis y a medida que la amistad se iba acentuando, Freud sintió un profundo interés por lo religioso y lo oculto.

Mientras estaban conversando Freud sintió una curiosa sensación que lo dominaba, como si su diafragma fuera de hierro y se volviera caliente. En ese instante una voz fuerte se oyó como viniendo del estante de libros y lo sorprendió y Jung dijo que allí había un ejemplo del fenómeno de exteriorización catalíptica. Freud contestó que era pura bobada pero Jung no estaba de acuerdo y cuando terminaron de conversar se oyó otra voz y Freud escribió a Jung que había estado impresionado por este incidente hasta que los ruidos volvieron a suceder sin que estuviera Jung presente.

Arthur C. Doyle creador del famoso Sherlock Holmes fue devoto de los fenó­menos ocultos y fue engañado cuando le mostraron unas fotografías de unas hadas. Doyle hizo todo un libro fundamentando en 1922 la validez de estas fotos hasta que el engaño salió a luz y el autor del famoso Sherlock Holmes fue desprestigiado.

También podríamos hacer referencia al filósofo y psicólogo William James {1842-1910} quien dedicó también su vida a estudiar los fenómenos paranormales y religiosos. Dice que a los 57 años mientras escalaba los montes Adirondacks tuvo varias experiencias que describió como una reunión en su pecho entre los dioses de todas las mitologías naturales y los dioses morales de la vida anterior. A partir de allí comenzó a realizar conferencias sobre el fenómeno de la religión natural que luego en 1902 fueron publicadas en su famoso libro Variedades de la experiencia religiosa. Cuando conoció a Eleonora Piper de Boston, famosa médium, quedó tan impresionado que comenzó a tener sesiones con esta mujer y continuó el resto de su vida para investigarla.

Otro autor importante fue Cari Gustav Jung (1875-1961), famoso psiquiatra suizo quien desarrolló grandes experiencias personales como sueños, visiones y fenómenos paranormales.

Ya desde temprano en los sueños de su niñez, comenzó a sentir que tenía dos personalidades, en una de las cuales era un anciano sabio que permaneció con él y tuvo una influencia creciente sobre su pensamiento a través de toda su vida.

Experimentó clarividencia, psicoquinesis, apariciones de fantasmas, y algunos autores sostienen que su sensibilidad psíquica era un don hereditario ya que su madre y su abuela materna eran conocidas como videntes de fantasmas.

Su abuela, Augusta Preiswark cayó una vez en estado de trance durante 3 días a los 20 años durante el cual se comunicó con espíritus de muertos e hizo profecías.

La madre de Jung, Emilie, había sido una niña cuyo padre, que era ministro de una “iglesia”, le ordenaba que se sentara detrás de él mientras escribía sus sermones para que no le perturbaran los fantasmas. Emilie mantuvo un diario personal donde registraba todos los sucesos paranormales que ocurrían en la casa.

La prima de Jung, de 16 años, se había convertido en una importante médium y él la invitó para participar de sus experimentos y para estudiarlos; Jung hizo a partir de esto su tesis doctoral sobre psicología y patología de los fenómenos ocultos.

Jung demostró fenómenos psicoquinéticos en presencia de Freud como ya hemos dicho y durante una fase psicótica de la vida de Jung, éste experimentó numerosos fenómenos paranormales. Se enfrascó en el estudio del mundo de los muertos lo cual le llevó a publicar sus siete sermones sobre la muerte, escritos con el nombre del escritor gnóstico del siglo ii Basiiides y publicados en 1916.

Estudió el gnosticismo en profundidad, la alquimia y en 1944 tuvo una expe­riencia al borde de la muerte, después de un ataque al corazón. Al recuperarse relató lo experimentado y dice que en esta visión vio un bloque de piedra en el cual había sido labrado un templo. A la derecha de la entrada al templo un hindú negro que estaba sentado en la posición de loto.

Tras la muerte de su esposa en 1955 comenzó a construir un castillo de piedra en una nueva propiedad en Suiza y donde talló numerosos símbolos alquímicos y místicos en las piedras.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre