“Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”.

La Autoestima es la opinión emocional profunda que las personas tienen de sí mismas o también se puede decir que es el amor que tenemos hacia nosotros mismos.

Durante mi caminar cristiano he podido ser testigo de muchas personas que tienen su autoestima baja, así como también de muchos otros que tienen su autoestima demasiada alta, pero esto de la autoestima en momento determinado puede causar un problema para nuestra vida espiritual, si permitimos que se vaya a un lado o al otro, es por eso que tenemos que mantener un nivel de autoestima medio, ni bajo y exageradamente alto, Pablo lo resumía diciendo: “que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener”.

Personas con Baja Autoestima

El problema de las personas que mantienen una baja autoestima es que siempre tratan de hacerse las víctimas: “nadie me quiere”, “no le importo a nadie”, “nadie se preocupa por mí”, “no tengo amigos”, “no soy importante”, etc. Frases como estas son comunes en personas con baja autoestima.

Lastimosamente hay hijos de Dios que aun permiten que la baja autoestima se mantenga en su vida, aun y cuando Jesús pago a precio de sangre por cada uno de ellos, ¿Acaso la sangre de Cristo es poca cosa?, ¡Claro que NO!, entonces, si valemos la sangre de Cristo no tenemos que andar menospreciándonos.

Por lo general las personas con baja autoestima son aquellas que recibieron un trato malo de parte de sus padres, hermanos o familiares, ya que por muchos años han escuchado palabras como: “No servís para nada”, “Sos un fracasado”, “Nunca llegaras a ser alguien en la vida”, “sos un estorbo”, etc. Palabras que hirieron fuertemente su corazón y que permitieron que se anidaran en su mente, dichas palabras aun y cuando están en el Señor provocan que no te superes espiritualmente, porque tienes tan impregnado en tu mente que eres “un fracaso”. Cosa que es una total mentira y que el enemigo utiliza para no permitir que te desarrolles en el Señor.

Personalmente opino que un verdadero cristiano no tendría que padecer de baja autoestima, pero la verdad es que hay muchos que aun la padecen, llegan a las congregaciones y jamás sienten deseos de servir, porque piensan que no lo harán bien, que todo les saldrá mal y que no podrán realizar la tarea que les encomendaran.

Hay también personas que su autoestima es tan baja que se siente feos físicamente, que no le agradaran a nadie y por eso pasan los años y jamás tienen una novia y difícilmente formaran un hogar con esa actitud.

La baja autoestima es utilizada por el enemigo para desvincularte de todo propósito de Dios para tu vida. Y es que Dios tiene propósitos para ti y para todos, y claro está que los propósitos de Dios en la vida del hombre son GRANDÍSIMOS y por esa razón una persona con baja autoestima no puede ver los planes de Dios para su vida, pues el mimos hecho de darse cuenta que son grandísimos le hace pensar que no es capaz de hacerlo.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre