Estudios Bíblicos – ACTITUD DE BENDICIÓN O DE MALDICIÓN 1

Estudios Bíblicos – ACTITUD DE BENDICIÓN O DE MALDICIÓN 1

0

Predicaciones – Actitud de Bendición o de Maldición 1

 

Pasaje clave: Deuteronomio 30.19.

 

Tu actitud es lo más poderoso que tienes.

 Tu actitud te puede levantar y abrir puertas, o puede cerrarte puertas y matarte. Dios le dijo al pueblo que les daba a elegir entre dos actitudes: actitud de bendición o actitud de maldición. Tú también debes elegir qué actitud vas a tener.

Actitud quiere decir ‘manera de reaccionar’. Actitud significa qué posición y qué reacción tendré frente a distintas situaciones. Tenemos actitudes frente al trabajo, frente a las personas, frente a Dios, frente a los problemas. Todos reaccionamos de alguna manera. Esto se llama actitud.

Quiero invitarte a pensar por qué razón Dios nos pide que elijamos entre una actitud de bendición y una actitud de maldición. La gente busca a las personas con actitud de bendición.

Tu actitud, tu manera de responder y de reaccionar ante aquello que se te presente es algo que llevas a todos lados, y los demás se darán cuenta de tu actitud. Cuando te acercas a las personas, ellas ‘huelen’ tu actitud. Si estás en una actitud de bendición no olerás a muerte cuando enfrentes los problemas, porque el olor a vida tapará el olor a muerte que traen las dificultades y los problemas. Cuando alguien quiera lastimarte, maldecirte, o maltratarte, no te llegará ese olor a muerte porque tienes actitud de bendición (Proverbios 3.3).

La actitud te llevará, a lo largo de toda la vida, a tu bendición o a tu perdición. Si tienes actitud de mal­dición la gente no se te acercará porque olerás mal, y donde vayas todo te resultará malo porque tu actitud es de maldición. Si no tienes la actitud correcta, todo lo que construyas se caerá.

Si te digo 2+2=5, y te doy un problema para resolver, y partes de la premisa que te di, todo lo que hagas después estará mal, porque partiste de un concepto equivocado. De la misma manera, si no tienes una actitud de bendición hacia tu pareja, tu trabajo, tu ministerio, no funcionarán.

Hay personas buenas con malas actitudes, porque no comenzaron con una actitud correcta, una manera de ser de bendición. La mala actitud te costará tu trabajo. Hay personas que han perdido su trabajo y no han logrado prosperidad porque encararon los desafíos con una actitud equivocada.

¿Por qué algunos negocios pierden clientes?

  • 1% porque se mueren y desaparecen.
  • 3% porque se mudan.
  • 5% por la ubicación del negocio.
  • 7% por insatisfacción de los clientes del producto.
  • 84 % por una actitud de indiferencia mostra­da por los empleados.

Para iniciar cualquier proyecto, lo primero que debo tener es una actitud de bendición.

Este pasaje de Deuteronomio 30.19 está probado científicamente. Hay personas que literalmente han muerto por su mala actitud. Personas que se cuidaron en las comidas, que practicaron deportes todos los días, que durmieron las horas necesarias y murie­ron del corazón. ¿Por qué? Porque durante todo el día estaban preocupadas. Estar preocupado es una actitud de maldición.

Algunas personas pasan todo el día quejándose. La queja es una actitud de maldi­ción. Cuando te quejas, tu cuerpo genera adrenalina. La adrenalina llega a tu sangre y apura tu muerte. Cuando experimentas un gran temor, aportas adrena­lina a tu organismo. Hay personas que generan adre­nalina en gotas durante todo el día; se quejan, están amargados, tienen una actitud de maldición. Por eso Dios dice: “Elige una actitud de vida”.

‘Te quejas de tus hijos, te quejas de tu esposo o esposa, te quejas de tu trabajo y esto lentamente va generando adrenalina por gotitas y te va matando.

Dicen los cardiólogos que las principales causas de los problemas cardiovasculares son la preocupación y la queja. Los resentimientos y enojos que están en tu interior lentamente te van matando. Cuidas tu silueta, te cuidas en las comidas, practicas deportes, pero no te das cuenta que no es lo que comes, lo que te preocupa y enoja es lo que produce la adrenalina que te está matando.

 

Debo Cambiar de Actitud.

Lo primero que debes modificar en tu vida es tu actitud.

Hay personas que tienen mala actitud y les duele toda la vida. Suelen decir que tienen miles de proble­mas, pero en realidad tienen uno solo: su actitud.

El diablo no está lanzándote decenas de misiles. Es tu propia actitud de maldición, tu mala predisposición, tu mala reacción frente a tu esposo (esposa), a tus hijos, a los pastores, al servicio, a Dios, o a quien sea. Tu mala actitud te trae maldición y te trae muerte.

En cambio, si eliges bendición, obtienes vida para ti y para tu casa.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Alcanzando el Éxito”

Por Bernardo Stamateas

Lee Actitud de Bendición o de Maldición 2

Lee Actitud de Bendición o de Maldición 3

NO HAY COMENTARIOS

Deja un Comentário