Predicaciones Cristianas – Paz Mental 3

 

Continuemos.

4. ¿Querés Tener Paz Mental? Voy a Dejar de Ocultar mis Fallas.

El obsesivo quiere todo perfecto, dejá de ocultarlas, mostrá tus fallas, todos los que estamos acá tenemos fallas, ¿Hay alguien que tenga fallas?, ¿Cuántos se tropezaron en la calle? ¿Cuántos se hicieron pis riéndose? ¿Cuántos se metieron una media distinta? ¿Cuántos hablaron y eructaron o les quedó un pedazo de carne en el medio de los dientes y no se dieron cuenta?

Dice que el profeta iba a ungir al rey y el papá puso al hijo llamado Eliat, lo vistió y lo perfumó y cuando el profeta lo va a nombrar rey Dios le dice: “no lo nombres”, y le dice al papá “¿tenés otro hijo?”. “Sí, está en el campo, es David”, tráelo. Y viene David que olía a oveja, y cuando el profeta lo vio dijo: “es éste, el que huele a feo, el que huele a oveja”, porque Dios no elige gente perfumada, Dios no llama a gente perfecta, llama a gente con sus virtudes y sus defectos. Si nos equivocamos gloria al Señor, porque somos libres del perfeccionismo y Dios nos va a llevar paso a paso y poco a poco a ser como él.

 

5. Para Tener Paz Mental Tengo que Enfocarme en lo Grande.

Pensá en cosas grandes. ¿Saben qué hace el obsesivo? Piensa en los detalles.  Bill Gates tiene treinta y cinco mil millones de dólares, ese no piensa en los detalles que pensamos nosotros. Porque la gente grande se enfoca en lo grande, cuando vos te quedas en el detalle: qué te dijo, qué no te dijo, vos tenés que ser libre, no tenés que dejar que las imperfecciones de la gente te amarguen. Cuando un día Jesús sana a diez leprosos, nueve se van y sólo uno vuelve a darle gracias. Jesús podría haber dicho: uno sólo me viene a dar gracias y los demás no, yo no sano más me voy a otra iglesia.

Jesús siguió sanando, un día sana a un ciego y le dice: “no se lo digas a nadie”, y saben que el ciego se los dijo a todos y Jesús no dijo: “me hirieron, me lastimaron”, no anduvo llorando por los rincones. Jesús dijo: “yo estoy enfocado en morir y en resucitar, yo estoy enfocado en fundar una iglesia, yo estoy enfocado en prosperar a todos los millones que crean en mí, yo estoy enfocado en cosas grandes”.

Vos no estás para detalles, vos estás para que tu barrio completo se entregue a Cristo, para que Buenos Aires sea llena de la presencia de Dios, vos estás para los grandes negocios.

Yo no sé cómo te torturaron el cerebro, pero hoy levantamos la tortura y la condena, vos estás para cosas grandes, recibirás poder, recibirás poder y serás exitoso en Jerusalén, en tu casa en Judea, en tu Samaria y en donde vayas, el poder de Dios va a manifestarse. Hay gente que está detrás de cosas grandes. Paz mental.
Cada vez todo crece más y Dios te va a prosperar, te va a bendecir y tu mente va a tener que pensar en muchas cosas.

Jesús, cuanto más actividad tenia, más presión tenia, más sólo se iba para descansar la mente, para enfocarse, porque vos no podes soltar el poder de la fe para traer un milagro, si tu mente está hecha un volcán. Hay personas que dicen: “pastor ore por mí para que Dios haga un milagro”. Basta, porque hasta que tu mente no se calme, no aprendas a desconectarla, no aprendas a basar tu vida en la verdad del Señor, soltar el control de tu vida y te enfoques en cosas grandes es recién entonces que viene la paz mental y cuando viene la paz mental empieza a salir, a fluir el poder.

Un día Jesús iba caminando y cuando va a sanar a una jovencita, a una nena, dice que una mujer con cáncer vaginal lo toca, y Jesús dice: Poder fluyó de mí. Jesús fluía en el poder porque él tenía paz mental.

Por Bernardo Stamateas

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre