Sermones – SEREMOS COMO LAS ÁGUILAS 1

Sermones – SEREMOS COMO LAS ÁGUILAS 1

2

Predicaciones Cristianas – Seremos Como Las Águilas 1

 

Pasaje clave: Isaías 40:28-31.

 

“Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán”.

Uno sabe que en los jóvenes está la fuerza. Pero aún los muchachos se cansan, los jóvenes flaquean, pero los que esperan en Dios, esos no se cansan; no importa la edad que tengan los que esperan en Dios tendrán nuevas fuerzas. La Biblia compara la vida del cristiano con el águila. En muchas partes de la Biblia se lo compara al hijo de Dios con un águila.

Seis características que tiene el águila y que Dios espera que nosotros podamos desarrollarlas.

 

1. Para Ser Águila se Necesita Nacer Águila.

Hay una identidad en sí mismo. Por ejemplo: un huevo de águila terminó en un gallinero. Fue criado como gallina, sin saber que podía volar como las águilas porque en realidad era águila. Un día correteando se dio cuenta que había una fuerza dentro de sí mismo y al extender sus alas pudo comenzar a volar.

Cuando uno no conoce al Señor vive como un pollo mojado, lo único que ve es lo que tiene delante, no tiene otro panorama que el del piso. Pero cuando conocemos al Señor la Biblia nos dice: “Que el que está en Cristo nueva criatura es. Las cosas viejas pasaron y he aquí todas son hechas nuevas”. Cuando yo conozco a Cristo vuelvo a nacer, antes era pollo, mas ahora he nacido para ser águila. El Señor nos ha llamado para ser águilas. Hay una nueva identidad dentro de nosotros que debemos desarrollar.

 

2. El Águila Hace su Nido en lo Alto de la Peña.

Job 39:27-30. El águila hace el nido en las alturas, en los lugares más altos y desde allí lo observa todo. El creyente no fue llamado para vivir en el llano, para vivir como un pollo; fue llamado para vivir como un águila y el águila hace su nido, su habitación en la altura del peñasco. No podemos vivir en el lodo de la llanura, en el pecado. Jesús ha derramado su sangre por nosotros no para que sigamos conviviendo con el pecado.

Vivir en lo alto es desarrollar una vida espiritual, tenemos una nueva identidad. Dios ha puesto un espíritu dentro nuestro el cual clama: ¡Abba Padre!, Dios ha puesto una identidad dentro de nosotros que aun en medio de la lucha de nuestra alma y de nuestra carne, que quiere las cosas de la carne, dentro nuestro hay una identidad que quiere estar con Dios. Por eso el que se convierte quiere estar con Jesús, quiere orar, quiere la Palabra, quiere predicar, ir a la célula, quiere venir al culto, ganar a alguien para Cristo, está dispuesto a servir al Señor, porque le está dando prioridad a la identidad que tiene.

El águila sin saber, dentro de ella hay un instinto, las aves como los animales no tienen inteligencia, tienen un instinto natural que los lleva a hacer algo, sin saber porque lo hacen, los lleva a ser lo que son. Cuando recibo a Cristo dentro mío hay una identidad, no debemos matar esa identidad, no debemos destruirla.

Cuando el Espíritu de Dios viene dentro de nosotros y quiere llevarnos a las cosas de Dios, no debemos apagar esa voz, si lo hacemos comenzaremos a vivir como un pollo, pudiendo ser águilas. Debemos darle lugar al llamamiento interno, esto no es nada místico, es la inquietud interna para estar en las cosas de Dios, para abandonar el pecado.

Vs.28. Es entonces que tenemos una nueva perspectiva de la vida, a tener una nueva visión de todo, en el llano hay cosas que parecen gigantescas; pero en la cumbre lo que parecía grande se hace pequeño. ¿Perdió estatura? No la perdió. ¿Cuál es la diferencia? La perspectiva que estamos teniendo. El águila ve las cosas desde arriba y no las ve desde abajo.

(CONTINÚA…)

Por Osvaldo Carnival

Lee Seremos Como las Águilas 2

Lee Seremos Como las Águilas 3

2 COMENTARIOS

  1. gracias por estas enseñanzas, Dios me bendice atraves de ellas. quiero bendecirle en el nombre de jesus y cada dia reciba mas de su gracia

Deja un Comentário