Sexualidad – CONSECUENCIAS DE UN MITO 1

0

Una mamá llegó desesperada al consultorio con su hijo de 7 años, a quien creía anormal por tener un pene demasiado pequeño. Después de examinar al niño y constatar que el tamaño de su pene era normal, se le hizo esta pregunta a la mamá: ¿Por qué cree usted que el tamaño del pene de su hijo es pequeño? Porque – contestó ella- su hermano de 8 años tiene un pene “normal”. Al solici­tar a la madre que acudiera con su hijo de 8 años para determinar esa “norma­lidad”, se pudo constatar que el tamaño del pene del hijo de 8 años era excesivo | para su edad y por estudios realizados se determinó que la causa era un tumor suprarrenal.

¿Por qué la madre consultó por el pene pequeño y no por el grande? ¿Por qué la madre pensó que el tamaño del pene del hijo de 8 años era el normal y del hijo de 7 años era anormal? Porque la mujer participaba de una creencia muy popular entre nosotros que dice que a mayor tamaño, mejor crecimiento.

2. ¿Qué piensan y dicen las mujeres sobre el tamaño del pene en relación con el placer?

Muchas mujeres afirman que para disfrutar mejor del sexo es necesario e impor­tante que el pene tenga un “buen tamaño”. Ya hemos dicho que tamaño más grande no significa mayor satisfacción, ni para el hombre, ni para la mujer; lo que sucede es que estas mujeres están influidas, al igual que los hombres, por un mismo mito: “a mayor tamaño, mayor placer”. Masters y Johnson demostraron que la sensibilidad femenina está en el tercio externo de la vagina. Concluimos así, en que el tamaño del pene no tiene importancia para lograr placer u orgasmo en la mujer.

3. ¿Por qué los hombres están tan preocupados por el tamaño de su pene?

Porque estamos expuestos permanentemente a la comparación, de lo que rastilla que nuestro pene es más pequeño que el de los demás. “Esta idea se instala inocentemente cuando un niño, después de burlarse de la falta de pene de su hermana, un día alcanza a ver el del padre. La mirada a su penecito desnudo hace el resto. Es reforzado luego en la pubertad, con modelos que se presentan a través de diversos medios y la mirada a otros chicos en el club. De resultas, cotejando estos modelos masculinos con sus penes impresionantes, lo que pudo haber sido un pene, se invierte de nuevo en un mosquito”.

4. ¿Qué es el priapismo?

Priapo era un dios mitológico con un pene erecto que le llegaba hasta el pecho, le ahí surge el término priapismo. Es algo muy raro. Comienza con una erección potente pero que continúa en el tiempo, pasan las horas y no baja; encima duele. Requiere atención médica urgente.

5. ¿Cómo es la vida sexual de los hombres?

En una encuesta de “Psychology Today”, realizada sobre 52.000 personas, se demostró que el 55 % de los varones están insatisfechos con su vida sexual y un 39 % admite desinterés sexual o eyaculación precoz. Pero, quizás, el número de personas con problemas sexuales sea mayor que el que señalan las encuestas, ya que muchos médicos y psicólogos no interrogan en forma sistemática a sus pacientes cerca de su vida sexual.

Un conocimiento erróneo y escaso, un aprendizaje equivocado, sumado a la ansiedad que genera el encuentro sexual, determinan la mayoría de los problemas sexuales. Entre ellos podemos reconocer:

A.Falta o disminución del deseo.

B.Trastornos del orgasmo y de la eyaculación.

C.Fobias sexuales o trastornos que afectan al placer.

D.Problemas erectivos.

A. Falta de deseo: es la “falta de ganas”. Muchos varones pueden tener afectado el deseo, pero conservar la erección y la eyaculación.

No se sienten interesados por el sexo. Buscan evitar todo contacto sexual y no poseen fantasías sexuales. Esta situación puede ser:

.Pasajera: durante una enfermedad aguda, (gripe, anginas, dolores en cual­quier parte del cuerpo, fracturas, etc.).

.Permanente: por enfermedades crónicas (diabetes, cáncer, depresión seve­ra, etc.), por problemas de trabajo, económicos u otros relacionados con los sentimientos (falta de perdón, desinterés del cónyuge, etc.).

B. Trastornos del orgasmo y de la eyaculación: el padecimiento más frecuente es la eyaculación precoz.

C. Fobias sexuales o trastornos que afectan al placer: el abanico de posibilida­des es muy grande. Puede existir desde un miedo a la intimidad, hasta una repugnancia al sexo.

EL PODER DE LAS PALABRAS

Nuestras palabras son muy poderosas, capaces de sanar o de herir. Decir a un hombre, aun en tren de broma: “impotente” es muy fuerte, podría ocasio­narle daños irreparables.

D. Problemas erectivos: desde una ausencia total de erección peneana hasta una erección insuficiente, con poca rigidez e incapaz de penetrar en la vagina.

IMPOTENCIA

Es el tormento de los hombres. Según las encuestas, del 5 al 10 % de los hombres sexualmente activos, padecen impotencia. Las causas son numerosas, pero los avances científicos permiten dar solución a gran cantidad de casos.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre